MENÚ
miércoles 22 noviembre 2017
12:23
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«Olés» desde Rusia

Ksenia Tinyakova, Presidenta del Club Taurino de Rusia, nos cuenta cómo comenzó esta aventura, que hace poco tomó forma en su presentación en Las Ventas.

  • Imagen de la presentación del Club en Las Ventas.
    Imagen de la presentación del Club en Las Ventas.
Rodrigo Carrasco.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de noviembre de 2017. 17:52h

Comentada
Rodrigo Carrasco.  Madrid. 3/11/2017

ETIQUETAS

Sin duda la afición por la tauromaquia no tiene fronteras, pero resulta inevitable tal y como están las cosas, que en la otra punta de Europa, en la fría y lejana Rusia, hoy en 2017 hayan abierto un club taurino. Hablamos con su presidenta, Ksenia Tinyakova, a quien cuatro años en España le han bastado para convertirse en toda una aficionada. Ella misma nos cuenta cómo surgió esta “descabellada” idea y cómo comenzó a gestarse.

«Este mismo año he realizado el Curso de Periodismo Taurino de la Fundación Wellington, y como trabajo final decidí estudiar a fondo la relación entre Rusia y la tauromaquia. Fue entonces cuando comencé a indagar sobre las huellas de la tauromaquia en mi país, algún fotógrafo taurino, un novillero y escritores que ya en el siglo XIX escribieron sobre los toros. A raíz de esta labor surgieron muchos otros nombres que han acabado componiendo este Club que acabamos de inaugurar».

Aunque a muchos les podrá sorprender este vínculo entre ambas culturas, Ksenia asegura que la afinidad de los rusos por España viene de lejos y que va mucho más allá de los toros, aseverando que todo lo que ocurre en nuestro territorio genera un gran interés en ellos. «Uno de los objetivos de este club, es ampliar el conocimiento de la población rusa sobre todas las manifestaciones artísticas y actividades relacionadas con el mundo taurino y su cultura además de la corrida de toros». También afirma que la lengua española está cada vez más presente en su país, gracias a los distintos colegios españoles que se extienden por Moscú, como en el que ella misma estudió.

Además de dedicarse a aquellas funciones que cumple toda asociación taurina internacional, ellos quieren ir un paso más allá, y no sólo conformarse con hacer más accesible nuestra fiesta a sus compatriotas: «Una de nuestras funciones será aprovechar el inmenso volumen de turistas rusos que visitan España para dirigir parte de esta afluencia a las plazas de toros. Pero sólo con esto no construiremos afición. Nos sentiremos realmente orgullosos si somos capaces de transmitirles la historia y la esencia de este espectáculo único».

Pero Ksenia no sólo es consciente de los puentes entre ambas culturas, sino también de sus barreras, como la gran extensión que abarcan o el idioma. Aunque ella parece saber bien cómo solventarlas: «Uno de nuestros mayores retos es no acoger sólo a los aficionados de Rusia, sino también de nuestros países vecinos como Bielorrusia, de donde ya hemos recibido varias llamadas».

Por otro lado asegura que el idioma no es un obstáculo tan grande como parece: «Muchos aficionados ya están familiarizados con el vocabulario taurino y a través de las redes sociales, videoblogs y cursos online haremos los mayores esfuerzos para adaptar el lenguaje taurino al ruso y resolver todas las dudas posibles».

Sin haber abierto todavía el plazo oficial de inscripción desde el Club tienen razones para ser optimistas, dada la gran repercusión que está generando en su país. «Estamos sorprendidos por la gran cantidad de llamadas que estamos recibiendo para participar en el proyecto. Además hemos aparecido en el segundo canal de televisión más importante de Rusia y muchos periodistas internacionales se han interesado por nuestra labor».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs