«Pin-ups»: ¿mujeres objeto o reivindicación femenina?

«La noche temática», en La 2, se centra hoy en la sensualidad.

  • Dian Hanson, la editora de la división «Sexy Book», de Taschen, en un imagen del documental
    Dian Hanson, la editora de la división «Sexy Book», de Taschen, en un imagen del documental

Tiempo de lectura 4 min.

22 de septiembre de 2017. 23:19h

Comentada

Escasas de ropa, con una sonrisa pícara rubricada con unos labios pintados de rojo para potenciar su sensualidad, tez pálida y un aire de perversa ingenuidad. Así eran las «pin-ups», que fueron las «lolitas» –con más edad, todo hay que decirlo– de las décadas de los 30 y 40, antes de que Nabokov escribiese su obra maestra en 1955. Inspiraban los sueños más lúbricos de los varones y están instaladas en el imaginario colectivo anglosajón como el sinónimo de una fémina con la que los caballeros podían desmelenarse. Bajo el título de «Mujer erótica», «La noche temática», en La 2, emite hoy a partir de las 23:30 horas dos documentales: el estreno de «‘‘Pin-ups’’, la revancha de un sex symbol» y «El sexo en los cómics».

Arma propagandística

El primero, dirigido por Sophie Peyrard, se centra en la evolución de esta figura. En las contradicciones que se viven en todos los conflictos bélicos, en la II Guerra Mundial tuvieron su porción de protagonismo, ya que los soldados las pintaban en las cubiertas de tanques, camiones y aviones militares. Su enorme popularidad las convirtió en un arma propagandística más para enardecer a las tropas. Esas imágenes llegaron a ser un arte conocido como «nose art». Inspiradas claramente en el dibujo de Betty Boop, muchas actrices empezaron su carrera como «pin up». Ahí están los ejemplos de Bettie Page, Betty Gable –máxima exponente de su estética– y Marilyn Monroe, entre otras. Ser una chica «pin up» era tanto una cuestión de estilo como de actitud.

A partir de imágenes de archivo y de diversos testimonios, el documental narra cómo hoy en día muchas mujeres las han rescatado como una reivindicación de su femineidad pero con la salvedad de que no persiguen la aprobación de los varones. Una de las más célebres en estos años es Dita Von Teese y también las han homenajeado Scarlett Johansson, Kristen Stewart, Christina Aguilera y Katy Perry, entre otras. Peyrard entrevistó para la producción a Lada Redstar, que al igual que Von Teese ha renovado el género «burlesque», un espectáculo relacionado con el teatro de variedades. Cercano a la sátira, hay una gran impronta de erotismo. No falta otra de sus representantes, Lolly Wish, que se maneja en un registro parecido.

«La noche temática» recupera «El sexo de los cómics» (2012), dirigido por Joelle Oosterlinck. En él, se repasan las trayectorias de algunos de los autores más representativos. Uno de los más importantes es Milo Manara, creador de «Las aventuras de Guiseppe Bergman» y «El clic». El italiano también colaboró con Federico Fellini, para el que realizó los carteles de algunas de sus películas, y Pedro Almodóvar. No se puede olvidar a Robert Crumb, uno de los impulsores de la contracultura en el cómic y padre del gato Fritz, Mr. Natural y Mr. Snoi. Provocador nato, en una entrevista declaró: «Hay gente que me toma demasiado en serio y cuanto más lo hacen, más gano».

A través de los trabajos de estos autores, y bajo la capa del erotismo, se abordan controversias políticas y sociales como el racismo o el feminismo. El documental también analiza el papel que le otorgan a la mujer en estos trabajos –en el que no siempre ha salido bien parada– además de examinar la historia del sexo en el cómic y su repercusión social.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs