• 1

¿Quién se esconde detrás del destripador?

Historia y Crimen + Investigación estrenan mañana un documental sobre la identidad del asesino.

  • La serie documental recrea cómo el criminal mataba a sus víctimas
    La serie documental recrea cómo el criminal mataba a sus víctimas

Tiempo de lectura 4 min.

15 de septiembre de 2017. 22:11h

Comentada
Cecilia García 15/9/2017

ETIQUETAS

Todo el mundo sabe quién es Jack el Destripador. Sobre él, se han escrito decenas de libros y el personaje ha encontrado acomodo en muchas películas. Sin embargo, su identidad ha sido un misterio sobre el que se han ido solapando muchas hipótesis. Desde que inició su historial delictivo –asesinó a cinco prostitutas entre agosto y noviembre de 1888– se han señalado a multitud de sospechosos. La policía de la época siguió la pista a siete, pero no pudieron presentar pruebas concluyentes contra ellos. Después surgieron más de veinte, sin que tampoco se demostrase su participación en los crímenes. Mañana, los canales de pago Historia y Crimen + Investigación ofrecen a partir de las 22:00 horas el estreno simultáneo de «El Destripador», en el que durante ocho capítulos se busca al verdadero autor.

El ovillo se empieza a desmadejar con la aparición de un abogado, Jeff Mudgett, que quiere demostrar que su tatarabuelo, el doctor H. H. Holmes, podría ser él. Éste fue el primer asesino en serie reconocido como tal en EE UU con todo merecimiento: contemporáneo de Jack el Destripador, acabó con la vida de 27 personas, aunque las investigaciones modernas afirman que el número se pudo incrementar hasta 200 víctimas. Tenía predilección por las chicas jóvenes, guapas y solas. Su guarida era «Holmes Castle», en Chicago, un hotel que era una factoría de matar con pasillos secretos y grifos de gas para asfixiar a sus huéspedes. ¿Pudo haber tenido ideas más truculentas? Sí. Acondicionó varias habitaciones con material quirúrgico para la disección de miembros humanos y preparó dos montacargas para bajar los cadáveres al sótano donde eran disueltos con ácido sulfúrico También vendió esqueletos a las facultades de Medicina. La Prensa de la época le propuso escribir sus memorias. Uno de sus párrafos es devastador: «Nací con el diablo dentro de mí. Nací con el diablo parado a los pies de mi cama como mi auspiciador cuando entré a este mundo y ha estado conmigo desde ese día(...). No puedo eludir el hecho de que yo era un asesino, tal como un poeta no puede eludir la inspiración para cantar», confesó. ¿Por qué su pariente cree que esta criatura pudo ser el Destripador? Gracias a una herencia macabra, ya que tiene en su poder dos diarios de Holmes que detallan su participación y mutilación de estas mujeres en la capital británica. Por si no hubiese bastante, cree que el hombre que fue ahorcado en 1896 por los execrables sucesos no fue Holmes, sino un hombre al que engañó.

Exhumar el cadáver

La serie documental muestra el afán de Mudgett por aportar datos a su convicción. Para ello, sigue su rastro en distintos lugares y, por supuesto, su primera parada es el «Holmes Castle», que en la actualidad es una oficina de correos pero en la que se mantienen los siniestros pasillos.

Este hombre está dispuesto a incumplir el último deseo de su familiar, que quiso que su féretro fuera cubierto con cemento para evitar que lo profanasen y que experimentasen con su cadáver. Para exhumar el cuerpo y someter a análisis sus restos ha contado con la ayuda de la ex agente de la CIA, Amaryllis Fox.

Sea o no Jack el Destripador, H. H. Holmes se merece ya una película. En 2015 se anunció que Martin Scorsese preparaba un filme sobre el personaje que estaría protagonizado por Leonardo Di Caprio, aunque aún está en fase de pre producción. Lo que sí se ha podido ver es cómo un personaje de la cuarta temporada de «American Horror History: Hotel» se inspiró en él.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs