jueves, 22 junio 2017
09:09
Actualizado a las 
  • 1
    Image

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía
Ofrecido por:
Verde

Mil «atrapanieblas» para dar agua en el desierto

Pobladores del asentamiento Villa Lourdes instalan tres «atrapanieblas»
Pobladores del asentamiento Villa Lourdes instalan tres «atrapanieblas»
Paolo Aguilar / Efe

En medio del paisaje desértico de los cerros del sur de Lima una iniciativa plantea instalar durante este año 1.000 "atrapanieblas" para recolectar hasta 400.000 litros de agua al día y abastecer a familias en extrema pobreza. El Movimiento Peruanos sin Agua colocó el domingo los tres primeros de estos "atrapanieblas", unas redes que recogen el agua de la neblina que habitualmente cubre la capital peruana, sobre todo en invierno, y la canaliza hacia unos reservorios para que se use en el consumo humano y el riego de pequeñas parcelas agrícolas.

Los sistemas fueron instalados en el Asentamiento Humano Villa Lourdes Ecológica, una barriada de extrema pobreza en el distrito de Villa María del Triunfo, en el sur de Lima, la segunda ciudad más grande del mundo, después de El Cairo, ubicada en medio de un desierto.

"Se colocarán de 100 a 200 "atrapanieblas" en esta comunidad. La meta final es tener 1.000 funcionando con sus reservorios y tanques, que permitirán que podamos capturar entre 200.000 a 400.000 litros de agua al día", declaró a Efe el presidente del Movimiento Peruanos sin Agua, Abel Cruz.

Esto abrirá, indicó, "un abanico de oportunidades para que estas familias en extrema pobreza puedan tener agua y desagüe", y también para que puedan trabajar pequeñas parcelas agrícolas.

El secretario general de Villa Lourdes Ecológica, Pablo Lliuya, comentó que el agua "es muy cara" para los pobladores, ya que llenar un reservorio les cuesta hasta 40 soles (unos 13 dólares) cada 15 días, cuando el pago mensual en otras zonas de la ciudad con redes de agua potable es mucho más bajo.

"Gracias a Dios hay una ayuda de Peruanos sin agua para poder sustentar los gastos, con este proyecto estamos gastando menos, nos están ayudando bastante a las 500 familias" que viven en esa zona de Lima, señaló a Efe.

Los impulsores del proyecto recurren a la colaboración de empresas privadas y los tres primeros "atrapanieblas" instalados el domingo fueron apadrinados por Walter Geiger, un austríaco que trabaja en los Estados Unidos, y su hijo Lukas Geiger.

"Para mí y para mi hijo es importante poner dinero en un proyecto que es muy inteligente y ayuda a la gente que lo necesita", declaró Walter a Efe.

El Movimiento Peruanos Sin Agua trabaja en los proyectos "Acceso al agua con sistema atrapanieblas" y "Agua y desagüe con auto financiamiento, reforestación, biodigestores, reutilización de aguas servidas, y plantas de tratamiento de rápido impacto".

Su intención es que las familias beneficiadas alcancen el auto-abastecimiento de verduras, frutas y plantas aromáticas; ahorren en la compra de agua durante los meses de abril a noviembre, y obtengan un ingreso extra con la venta de sus productos.

El movimiento comenzó a trabajar con "atrapanieblas" en distintos puntos de Lima en 2010, pero solo en 2012 encontró la financiación para ubicar veinte de los sistemas en el barrio de Los Tunales, también en el distrito de Villa María del Triunfo.

Según la agrupación, el ahorro para las familias que cuentan con un "atrapanieblas" es considerable, ya que estos sistemas tienen un coste de entre 1.000 y 5.000 dólares, mientras que las familias pueden gastar entre 150 y 225 dólares al mes en comprar el agua para su uso diario y agrícola.

A la instalación de los primeros "atrapanieblas" también asistieron las españolas María Altamirano, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga; y Ángeles Aguilera, del Instituto de Técnicas Aeroespaciales de España; así como Edwin Palomino, de la Facultad de Ciencias del Ambiente de la universidad peruana Santiago Antúnez de Mayolo y la arquitecta Sandra Nakamura

SIGUENOS EN LA RAZÓN