Aznar advierte que el 10N hay que decidir en las urnas: no se puede convivir “permanentemente con un golpe de Estado”

El expresidente del Gobierno ha expresado este lunes su apoyo electoral al dirigente del PP, Pablo Casado.

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha expresado este lunes su apoyo electoral al dirigente del PP, Pablo Casado, y ha advertido que el resultado de la elecciones del 10 de noviembre puede generar una situación política "ingobernable".

El exjefe del Ejecutivo ha realizado estas declaraciones en la Universidad Francisco de Vitoria de Pozuelo de Alarcón durante la inauguración del Aula de Liderazgo IADG-UFV, donde ha conversado sobre el liderazgo político y la importancia de la coherencia con el ideario con el director del diario "El Mundo", Francisco Rosell.

Aznar ha entrado en el recinto universitario sin contestar a las preguntas de los medios de comunicación acompañado por su esposa, la exalcaldesa de Madrid, Ana Botella.

El expresidente ha asegurado que de todos los candidatos electorales "hay uno" que tiene las "mejores condiciones" para resolver la crisis de Cataluña, donde no se puede hacer "un ejercicio de contentar a todos".

Al hilo de esto, ha recordado al presidente estadounidense Abraham Lincoln, quien no aceptó la secesión de los Estados confederados. "Tuvo unas consecuencias enormemente desagradables, pero salvó a Estados Unidos como nación", ha añadido.

Asimismo, ha dicho que no se puede convivir "permanentemente con un golpe de Estado" y ha advertido que el próximo 10 de noviembre hay que decidir en las urnas. Ha considerado que los resultados electorales pueden generar una "situación política ingobernable".

Aznar ha rememorado la Transición, donde hubo un pacto que los nacionalistas han roto con una "patada en la mesa". "No es que quieran nuevas reglas, es que quieren romper la unidad de España de forma unilateral y es algo que no se puede arreglar ni con apaciguamiento ni con diálogo", ha recalcado.

Preguntado por el auge de los populismos, ha considerado que "todos los partidos están contaminados", aunque "unos más que otros", ya que se prometen cosas que no se pueden cumplir.

El expresidente ha manifestado que el "derrumbamiento del centro" en todos los países de Europa se debe a que estos partidos se están "colapsando" y con ello se está produciendo una "radicalización de la sociedad".

El "espectáculo" de Greta Thunberg

El expresidente del Gobierno José María Aznar, ha criticado el "espectáculo" que está generando la activista sueca de 16 años Greta Thunberg, quien según él no está en condiciones de darle al mundo consejos para mejorar la vida de los seres humanos.

"Esa niña debería estar en la escuela. Podemos hacer el espectáculo que queramos, podemos coger una niña y, como no le gusta un avión porque contamina, fletar un barco y cruzar el Atlántico", ha recalcado.

Asimismo, el expresidente ha manifestado que, "ahora que vamos a organizar una cumbre", van a ayudar a que acuda la activista sueca. "Con todos mis respetos y las buenas intenciones, no creo que esta niña esté en condiciones de decirle al mundo con seriedad las cosas para mejorar la vida de los seres humanos", ha valorado.

Por otra parte, Aznar ha explicado que el mundo, según su opinión, tiene tres referentes políticos, que son Vladímir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Xi Jinping, personalidades que destacan por su "liderazgo" pero no son un "ejemplo democrático".

Preguntado por la Guerra de Irak ha manifestado que durante su mandato contribuyó a mejorar las condiciones de los españoles y "mejorar el estatus internacional de España". Por ello, ha considerado que los dos años con mayor sentimiento nacional y "menor independentista" coinciden con 1999 y 2003, año del conflicto bélico.

En el turno de preguntas, los universitarios presentes han preguntado a Aznar sobre su decisión más difícil al frente del Gobierno, a lo que él se ha referido a su marcha, "voluntaria". "No fue fácil: tienes la tentación de creerte que el mundo no puede girar sin ti", ha finalizado.

EFE