Actualidad

Así es el nuevo i-ZETA de la Policía que vigila la Cumbre del Clima

Estos radiopatrullas permiten el chequeo automático de placas de matrículas, hasta 400 por minuto con reconocimiento instantáneo

La Cumbre del Clima “COP25” celebrada en Madrid estos días conlleva un alto despliegue de seguridad. Un dispositivo organizado en tiempo récord que cuenta con los nuevos radiopatrullas i-ZETA, unos vehículos inteligentes, con máxima sostenibilidad medioambiental y reducido consumo. Entre sus novedades tecnológicas se encuentran el chequeo automático de matrículas, la lectura y consulta automática de documentación o el envío y recepción de imágenes en tiempo real.

El despliegue policial para garantizar la seguridad en la "COP25″cuenta con agentes especializados de la UIP, Caballería, Subsuelo y Protección Ambiental o Guías Caninos. Además de la activación del sistema antidrones, helicópteros de la Policía Nacional protegen el espacio aéreo y recogen imágenes para ser visionadas en tiempo real.

Novedades de los iZ

Los denominados iZ son diez vehículos inteligentes Toyota Prius+, dotados de avanzadas tecnologías de comunicación y grabación de imágenes que permiten el intercambio de información mediante el envío y recepción en tiempo real de mensajes, fotografías y vídeos.

Los iZ disponen de un sistema OCR de reconocimiento de matrículas que permite la identificación automática del vehículo situado en la zona delantera, realizando la consulta de la matrícula de forma automática. Este sistema permite consultar 400 placas por minuto con reconocimiento instantáneo, realiza eficazmente la función en un entorno de baja iluminación e, incluso, nocturno.

El radiopatrulla cuenta con un sistema de visualización y grabación de imágenes al tener instaladas una cámara frontal y otra posterior, ambas ubicadas en el interior del vehículo, que permiten realizar grabaciones en la dirección de avance y en la posterior. También cuenta con una cámara en el habitáculo de detenidos que permite la visualización y grabación de imágenes de forma automática, al detectar presencia física en ese lugar, o a requerimiento del agente.

Lector de huellas in situ

La tecnología de estos radio patrullas hace posible compartir datos y posibilitar el intercambio de información y conocimiento entre ellos, así como con otros cuerpos policiales y con las bases policiales. De este modo, se convierten en prácticas oficinas móviles en las que los agentes pueden llevar a cabo trámites que, hasta ahora, solo podían realizar en puestos fijos. Así, disponen de un lector de huellas conectados al SAID que permite la identificación in situ de personas.

La consola central del vehículo dispone de una pantalla táctil de 10 pulgadas que permite el control de todas sus funciones adicionales. Los agentes pueden realizar consultas de información manuales, mediante la propia pantalla táctil o a través de un teclado externo, o automáticas, mediante los lectores de documentos o de huellas.

Los nuevos vehículos han sido adquiridos mediante el sistema de renting que permite ir renovando la flota cada cuatro años. El pasado mes de junio, el director general de la Policía anunció la incorporación de más vehículos iZ hasta llegar a una flota de 162 en toda España, 152 nuevos.