Así es la familia de Greta Thunberg

Una familia de estrellas: su hermana es una activista feminista, su madre cantante de ópera y su padre un conocido actor sueco

Greta Thunberg ya es un icono para los activistas. La activista ha revolucionado al mundo entero con su lucha contra el cambio climático. Con tan solo 15 años, encabezó la primera huelga climática en 2018 cuando decidió dejar de ir al colegio para protestar bajo el lema: “Huelga escolar por el cambio climático”. Posteriormente su discurso durante la celebración de la Cumbre del Clima de 2018, no dejó indiferente a nadie y este año su participación en la COP25 está ocupando miles de titulares a nivel mundial.

Pero no solo ella genera interés, y es que su familia es un clan de estrellas que ha pasado del espectaculo al activismo. Hija de Malena Ernman cantante de ópera que representó a Suecia en Eurovisión y del actor Svante Thunberg conocido en la televisión nacional sueca. Su hermana también promete ser una promesa de la canción y, además, se está posicionando como una referente del feminismo. La madre al igual que sus dos hijas comenzó su carrera a una muy temprana edad, empezando en el coro del colegio y llegando a cantar en reconocidas óperas como el Palau del Liceo de Barcelona. En 2009 representó a Suecia en el festival de Eurovisión en el que quedó en el puesto 24 de 25.

Por otra parte el padre de Greta, Svante, ha dedicado su vida a acompañar a sus hijas, Greta y Beata, ya que era el que se ocupaba de ellas cuando su madre estaba de gira. De hecho fue el primero que vivió una de los ataques de su hija causados por la crisis climática. En cuanto a Beata, tres años menor que la activista, es la pequeña de la familia y además de estar triunfando en el mundo de la música también tiene una causa por la que luchar. Y es que se siente identificada con la causa feminista y ya está desarrollando acciones para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres como su canción para promocionar unos juegos donde la protagonista es una superheroína. Además, Beata Beata ha decidido usar la música también para denunciar el acoso escolar y se ha manifestado junto a su hermana por la emergencia climática.

Este clan de de estrellas tiene hasta un libro titulado Nuestra casa está ardiendo. Historia de un planeta y una familia en crisis en el que la familia cuenta cómo ha sido el fenómeno de Greta Thunberg y cómo el activismo por la crisis climática llegó y se instauró en la familia y en todos sus hábitos diarios. Al comienzo de la década de los 2000 Greta empezó a mostrar ataques de pánico en clase y cayó en una profunda depresión por unos documentales sobre la contaminación y la emergencia climática que le pusieron en el colegio. La familia por ese entonces no estaba tan concienciada, comían carne, volaban en avión, etc... pero cuando la depresión de Greta se agravó y descubrieron que el motivo de su crisis era el cambio climático decidieron cambiar sus hábitos. Dejaron los aviones, los coches de gasolina ni de carne y se volvieron vegetarianos. En la biografía familiar la madre cuenta cómo ambas hermanas han sido diagnosticadas de varios trastornos. A Greta la detectaron con diez años Asperger, TOC y mutismo selectivo y Beata, a los 12, fue diagnosticada con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad con rasgos de Asperger, TOC y Trastorno de Oposición Desafiante, que desencadena en ella episodios de ira.

Toda esta biografía, que cuenta una vida cuanto menos intensa, ha llevado a la familia a poder ver como su hija a día de hoy es referente mundial de la lucha contra el cambio climático y como hoy encabezará la manifestación multitudinaria en madrid para reivindicar la crisis del clima.