Del “rompecráneos” al “partebocas”: la nueva y peligrosa broma entre adolescentes

Los jóvenes comparten vídeos de sus “hazañas” en la red social Tik Tok sin ser conscientes de los riesgos que corren las víctimas

El partebocas consiste en pasar por encima de la cabeza una bufanda o un pañuelo y bajarlo hasta los pies a la vez que se tira fuertemente. La víctima pierde el equilibrio y cae de bruces.
El partebocas consiste en pasar por encima de la cabeza una bufanda o un pañuelo y bajarlo hasta los pies a la vez que se tira fuertemente. La víctima pierde el equilibrio y cae de bruces.

Hace apenas 10 días los grupos de chats de padres echaban humo con la peligrosa broma de unos jóvenes que engañaban a un tercero para hacerle saltar y darle una patada en las piernas para que cayera a plomo de espaldas. Bautizada como rompecráneos, ya tiene una nueva y peligrosa versión: el parte bocas.

Surgida en la red social Tik Tok, en la que los jóvenes comparten sus vídeos, la broma consiste en coger a una persona que esté de pie desprevenida y pasarle un pañuelo o una bufanda por la cabeza, bajarlo hasta los pies y tirar fuertemente para desequilibrarlo y que caiga de boca.

► El peligroso juego escolar que corre por los chats y horroriza a los padres

En la mayoría de los casos, las víctimas logran poner los brazos gracias a sus reflejos y evitar el impacto frontal de la cabeza contra el suelo, pero en otros, los jóvenes no logran reaccionar e impactan directamente con la cara en el suelo, con el riesgo que supone para la nariz, los dientes o la boca y que puede provocar fracturas o traumatismos importantes.

La diferencia entre el rompecráneos y el partebocas son sus protagonistas. Si en los primeros, los jóvenes que suelen hacer las bromas son los varones, en la segunda las protagonistas son las chicas. Además, aunque las dos prácticas son peligrosas, la primera puede causar daños mucho más graves, porque al caer de espaldas, las posibilidades de intentar amortiguar el golpe son más complicadas y el impacto contra el suelo con la cabeza puede provocar que la víctima pueda quedar en coma o, incluso, morir.

El vídeo del rompecráneos fue grabado por varios alumnos de bachillerato del colegio Santo Tomás de Aquino de Caracas (Venezuela) y rápidamente corrió por las redes y programas de mensajería instantánea, llegando a España donde muchos padres han pensado que había sido grabado en nuestro territorio.