Cayetano Martínez de Irujo responde a su hermana Eugenia y carga contra el resto de su familia

"Ella ha estado en un pedestal siempre por todo el mundo, desde mi madre a mi padre, todo el mundo”, asegura

A pesar de que Cayetano Martínez de Irujo mostraba su enfado con los reporteros en las puertas del Palacio de Liria cuando le preguntaban por las polémicas declaraciones de su hermana, que aseguraba que entre ambos no había relación, el hijo de la duquesa de Alba no ha dudado en visitar el plató de Espejo Público para sincerarse al respecto.

Cayetano se ha sentado con Susanna Griso para hablar de la polémica que atraviesa actualmente el campo, reivindicando agricultores y empresarios una mejora de las condiciones. Pero rápidamente, el duque de Arjona ha entrado en el terreno personal y ha respondido a la entrevista de su hermana en Vanity Fair.

“Puedo entender los celos de mis hermanos mayores por la actuación de mi madre respecto a mi, no porque yo fuera el escogido porque creo que ha quedado demostrado que hice una gran labor e hice la donación, que salvó la casa y salvó la herencia de todos. Fue uno de los actos más importantes que se han hecho en la historia de la Casa de Alba. Pero por el trato de mi madre conmigo los tres mayores pueden sentir algún tipo de celo, también es verdad que yo siempre me enfrente a ella por mi carácter y le hizo a ella respetarme más y ellos no, pero son cosas mínimas emocionales que si no se trabajan se convierten en cosas muy grandes”, ha comenzando Cayetano comentando en referencia a la relación con sus hermanos, la cual es prácticamente inexistente, justificando la actitud de estos por un ataque de celos por la relación con Cayetana.

Sin embargo, la actitud de Eugenia, la que en su día fue su ojito derecho, no la entiende y ha declarado: “La única persona dentro de la familia que yo no veo ninguna justificación de ningún tipo es Eugenia, porque ha estado en un pedestal siempre por todo el mundo, desde mi madre a mi padre, todo el mundo”, asegura. Susanna atribuye este “divorcio emocional” al libro escrito por Cayetano y que sin duda ha provocado el enfado de sus hermanos. Él se defiende: “Lo primero que hay que hacer es leerse el libro. No se puede opinar sin saber y dudo mucho que se lo hayan leído antes de hablar”.

Eso sí, el hijo de la fallecida duquesa de Alba confiesa que: “el libro salió en septiembre y ocho meses después siento una liberación tremenda”, asegurando que lo volvería a escribir y que le hubiera encantado que lo hubiese leído su madre porque “no ofendo a nadie”. A pesar, de que parece que Cayetano se encuentra más alejado que nunca del resto de su familia, defiende: “Fernando está muy unido a mí, más que nunca después del libro porque estoy seguro que se lo ha leído y se ha sentido muy identificado”.