Cómo quitar manchas de vino

Si sigue estos consejos es posible eliminar las manchas de una copa vertida en la ropa. Cuánto antes mejor.

"Verterse el vino es buen sino”. No está demostrado que este refrán sea cierto pero lo que si sabemos es que cuando cae una copa de vino sobre la ropa tenemos un problema. Un problema que debemos solucionar pronto pues cuanto más tiempo pase el vino en el tejido más difícil será de quitar.

1. La sal puede quitar la mancha de vino porque absorbe el líquido frenando que se extienda. Es importante no dejar actuar durante mucho tiempo la sal sobre los tejidos.

2. Detergente líquido y agua oxigenada. Mezclamos los dos ingredientes a partes iguales y se pone sobre la mancha. Ya debería notarse que la mancha comienza a desaparecer. Ahora meta la ropa en la lavadora con el programa que use habitualmente.

3. Con agua hirviendo también se le quitará la mancha. Este remedio es perfecto para manteles por ejemplo.

4. Vinagre blanco y detergente. El vinagre blanco tiene la capacidad de neutralizar los pigmentos rojos y violetas característicos del vino tinto. Se debe cubrir la mancha con el vinagre y después frotar con el detergente elegido. Después debe lavar todo con agua caliente.

5. Lejía. En este caso sólo es recomendable usar este producto si es sobre una camisa o mantel blanco. Hay que meter la prenda en lejía durante 10 minutos.

6. Vino blanco. Si “la mancha de mora con otra se quita”, la de vino tinto con vino blanco también. Esto sucede porque los taninos que contiene el vino blanco neutraliza los del tinto. El modo de hacerlo es dando golpecitos con un trapo o una esponja limpia y que esté humedecido en vino blanco. No se debe frotar. Sólo dejelo unos minutos y luego lave la prenda.

7. Bicarbonato sódico. Se hace una masa con agua y bicarbonato sódico y se pone sobre la mancha. Este procedimiento lleva más tiempo porque hay que dejar la masa actuar durante varias horas

8. Leche. En caso de que no hayamos tenido acceso a ningún remedio y la mancha ya esté seca podemos probar con leche. Caliente la leche y deje la prenda en remojo hasta que vamos que vaya desapareciendo.