Sociedad

“Runners”, ciclistas y parejas toman las ciudades desde primera hora

Media docena de ciclistas han tenido que ser atendidos por accidentes en Comunidad Valenciana y Salamanca

Los españoles esperaban ansiosos la llegada del primer día de desconfinamiento. Así, a primera hora de la mañana “runners”, ciclistas y parejas paseando han tomado las principales calles de las capitales de España. En Madrid, a primera hora la zona de Puente de Toledo/Carabanchel, Bernabéu, Paseo del Prado o la calle Ibiza se han visto repletas de personas en bicicleta, en patines, corriendo o simplemente dando un paseo.

Desde este sábado se puede hacer deporte individual y pasear una vez al día en cualquiera de las dos franjas horarias propuestas: de 6 a 10 de la mañana y de 20 a 23 horas. El deporte al aire libre deberá realizarse en el mismo municipio de residencia -sin límite horario más allá del permitido por las franjas-, mientras que en el caso de los paseos no podrá uno alejarse a más de un kilómetro de distancia de su domicilio. A su vez, y para evitar que las personas no se concentren en las mismas horas, se restringe el horario de los paseos ya permitidos para los menores de 14 años entre las 12 del mediodía y las 19 horas.

“Es un hilo de esperanza”

El paisaje era similar en muchas de las calles de la capital: muchos caminantes, la gran mayoría con mascarilla y con ropa de deporte, una combinación que hace unos meses se nos hace en extraña pero que hoy se ha convertido en rutina. A diferencia de lo que ocurrió hasta ahora, podríamos ver muchas parejas paseando juntas, algunas de ellas elegidas de la mano, una parte de estas con guantes. Un pequeño atisbo de normalidad en un día de incertidumbres.

Pese a que las aceras no son muy anchas, todos se toman como prioridad respetar la distancia de seguridad. "Hay bastante gente, pero cada uno va por su lado", subraya una mujer, que no duda en bajar a la calzada si es necesario para respetar la distancia con el resto de viandantes. "Total, no pasa ningún coche", además. La ciudad vuelve a ser de los peatones.

La mayoría de los pocos vehículos que se verán esta mañana en la capital fueron conducidos por efectivos de las políticas nacionales y locales. Muchos de ellos se afanaron en explicar a los ciudadanos que no entrarían en las zonas que continúan balizadas, y también se verán obligados a desalojar a centenares de ellos. “Si no respetamos las normas esto no va a servir de nada. Luego subirán los contagios y nos preguntaremos qué ha pasado ”, le espeta un agente a un hombre que se ha saltado el precinto que rodea el parque Tierno Galván. "No aprendemos", subraya un hombre que contempla la escena.

Por el momento, los grandes pulmones verdes de la capital permanecerán cerrados, una decisión que no ha estado exenta de críticas. “Si abrieran Madrid Río no requerirá que agolparnos todos en las aceras de las calles que no lo rodean. No veo sentido a que no abran los parques ", comenta un hombre. Es, sin duda, el comentario más repetido en las primeras cuatro horas de semi libertad.

Mañana accidentada

La estampa de las calles de Madrid se ha repetido por todo el país. En la comunidad valenciana, la mañana ha sido bastante accidentada con al menos cinco ciclistas accidentados en los municipios de Almussafes (Valencia), Castelló, Torrevieja (Alicante), Orihuela (Alicante) y Vinaròs (Castellón), que han sufrido contusiones de diversa consideración y han sido trasladados a centros hospitalarios.

Sobre las 7.30 horas un ciclista de 77 años ha sufrido una caída en Almussafes (Valencia) en la que se ha fracturado la rótula, motivo por el cual ha sido trasladado al hospital de La Ribera de Alzira.

Alrededor de las 8 horas se ha alertado al CICU de la caída de un ciclista de 66 años en una zona de montaña, cerca de la CV-10, en el término municipal de Castellón, que ha sufrido lesiones en la cadera y la zona lumbar.

A las 8.30 horas los servicios sanitarios han atendido a un hombre de 71 años con policontusiones en la calle Gabriela Mistral de Torrevieja.

Alrededor de las 8.50 se ha solicitado atención sanitaria para un ciclista de 15 años que se ha caído mientras circulaba en la avenida Ruiz Picasso de Vinaròs. En el aviso se indicaba que el afectado no respondía y tenía dificultad para respirar, ya que, al parecer ha sufrido un síncope y posterior colapso.

Tras ser estabilizado, el joven ha sido trasladado al Hospital Comarcal de Vinaròs en la unidad del SAMU.

A las 9 horas se ha alertado al CICU de la caída de un ciclista de 56 años en la N-340 en término municipal de Orihuela. El hombre se ha fracturado la clavícula y ha sido trasladado al Hospital de la Vega Baja.

Herido grave en Salamanca

Un ciclista ha resultado este sábado herido grave al caerse por una pista de tierra próxima a Salamanca y quedar inconsciente, a las pocas horas de levantarse el confinamiento. Según ha confirmado a Efe fuentes sanitarias, el herido de 48 años tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario de la capital salmantina por un helicóptero.

El accidente se produjo sobre las 8.30 horas de este sábado, cuando desde la 6.00 horas estaba vigente la psoiblidad de hacer actividades deportivas al aire libre.

Hacia las 8,30 horas el Servicio de Emergencias 1-1-2 Castilla y León recibió una llamada en la que se alertaba de una caída de un ciclista en el antiguo vertedero de materiales sólidos de Salamanca, en la carretera DSA-504, entre Mercasalamanca y el municipio de Florida de Liébana.

El ciclista, según la llamada telefónica, se cayó por un terraplén de una antigua pista para bicicletas, que se creó en 2011 en la finca de la Salud de Salamanca, y que se encontraba inconsciente en una zona de difícil acceso.

Tras dar aviso a Policía Local y a los servicios sanitarios, el ciclista, que entonces ya había recuperado la consciencia, se encontraba herido por lo que ha tenido que ser trasladado a un centro hospitalario en un helicóptero del 112 en estado grave.

“Lo necesitábamos”

En Valladolid, uno de los runners que no ha esperado mucho para practicar su deporte favorito asegura a LA RAZÓN que “lo necesitábamos”, ya que “a pesar de estar activos en casa no es lo mismo y queríamos tener este contacto con la naturaleza”. Aunque afirma que todavía no es lo ideal porque “no puedo ir con mis compañeros, pero me conformo con esto”.

Los más madrugadores han sido los ciclistas y runners, que eligieron las primeras horas permitidas, alrededor de las seis de la mañana, para ataviarse con su ropa deportiva, escondida en el fondo del armario desde hace casi dos meses, y salir a hacer deporte. Ha sorprendido que la gran mayoría no llevaba la protección recomendada.

Distinto fue los andarines, que madrugaron menos y ellos si que iban con sus mascarillas y una mayor separación. De esta forma los castellanos y leoneses ganaron una batalla, que no la guerra, al miedo al coronavirus y ha pesado más las ganas de pisar la acera, con la vista puesta en recobrar en sus vidas cierta normalidad, ya que se ha recuperado la sensación de “disfrutar” del paseo y del aire en el rostro, más allá de ir con prisas a hacer la compra, sacar al perro o desplazarse a trabajar. Eso sí, por lo visto por la mañana de este primer día, no ha habido aglomeraciones y los ciudadanos han mantenido la prudencia y las distancias.

A partir de este sábados los adultos ya pueden salir a la calle, como ha publicado el Boletín Oficial Español (BOE) entre las 6 y las 10 horas de la mañana y las 20 y las 23 de la noche. Podrán salir una única vez, pero la orden aclara que actividades ya permitidas como ir a la compra o al banco o pasear con los niños no computarán en este sentido, por lo que se pueden acumular. Y es que la “vuelta a casa” de algunos permitirá que las personas mayores de 70 años o que por su situación de dependencia deban salir acompañadas por un cuidador tienen reservadas las franjas de 10 a 12 de la mañana y de 19 a 20 de la tarde.

Circuitos urbanos llenos en Murcia

Miles de ciclistas coparon este sábado el primer día de deporte y paseo en estado de alarma en la Región de Murcia en una estampa en la que abundaron también matrimonios que han convivido dos meses a menos de dos metros en sus domicilios, si bien la administración central ha creído oportuno que salgan a dos metros de distancia uno de otro de sus casas.

Los corredores también llenaban los habituales circuitos urbanos y campestres de los 45 municipios de la Región, ocho de los cuales pudieron hacerlo fuera de las franjas horarias por una menor población, así como las centenares de pequeñas pedanías y diputaciones de este territorio.

Algún ayuntamiento, como el de Cieza, incluso facilitó a sus vecinos un recorrido en mapa por su término municipal para evitar cruzarse con otras personas y en Murcia fueron más ambiciosos con hasta 44 rutas alternativas por su amplia geografía, si bien El Malecón y El Valle han sido las más concurridas, mientras que por las carreteras podían verse incluso grupitos de dos y tres ciclistas con sus coloridos maillots de club de barrio conversando alegremente de lo que habían sido estos días corriendo sobre una cinta a solas o acompañado por videoconferencia.

Los campos rezumaban abundancia por las lluvias de marzo y los caminos estaban repletos de lo que habían dejado los perros en esta amplia cuarentena, los únicos que pudieron salir sin problema por el Covid-19, la mayoría incluso más tiempo que antes de esta pandemia en la que alguno incluso se ha atrevido a dejarlos a algún amigo y familiar para tener la excusa perfecta de la salida.

También se notaba que salían bicicletas oxidadas que habían sido desempolvadas para la ocasión, alguna con un altavoz con música discotequera a toda pastilla, y algún runner pasado de kilos corriendo al estilo marchador con la mochila de agua a la espalda como si de la subida al Kilimanjaro se tratara, pero en general el ambiente festivo del primer día de la esperada normalidad era la tónica general.