India construye puentes y carreteras en el Himalaya para ponerse a la altura de China

India redobla sus esfuerzos y duplica el presupuesto para las obras tras el recrudecimiento de las tensiones en la frontera

Ligen Eliyas gira hábilmente, en medio de una nube de polvo, el brazo hidráulico de la excavadora para empujar una enorme roca hacia el río Zanskar en medio de una nube de polvo, despejando otro trozo de tierra para una carretera estratégica que India está construyendo apresuradamente cerca de la frontera con China.

El lugar en el que se está construyendo, junto a la aldea de Chilling en la región de Ladakh, está a unos 250 km al oeste del área donde se enfrentan las tropas indias y chinas en la confrontación más seria en décadas. Pero cuando esté lista, la carretera proporcionará el único acceso a grandes zonas de Ladakh, incluida la fronteriza. Eso contribuirá de alguna manera a igualar a India a con China, que tiene una red de carreteras y helipuertos en su lado de la frontera.

“Será mucho más fácil para el ejército después de que esté terminada la carretera”, explica Eliyas, con partes de su rostro y uniforme caqui cubiertos de fino polvo de piedra.

El prolongado enfrentamiento en la remota región occidental del Himalaya se convirtió en un sangriento enfrentamiento cuerpo a cuerpo en junio en el que murieron 20 soldados indios y China sufrió un número indeterminado de bajas. Los gigantes asiáticos libraron una breve pero sangrienta guerra fronteriza en 1962. Se espera que la carretera Nimmu-Padam-Darcha (NPD) de 283 kilómetros de largo, donde está trabajando Eliyas, esté terminada en tres años, dijeron las autoridades. Destaca los esfuerzos de India, que se han redoblado después de las últimas tensiones, para desarrollar infraestructura clave (carreteras, túneles, puentes y aeródromos) a lo largo de la frontera inestable de 3.500 km con China.

La carretera se conectará con un túnel de 8,8 km (5,5 millas) que el primer ministro indio Narendra Modi inaugurará en las próximas semanas, abriendo los desiertos nevados de Ladakh al resto del país durante todo el año. Hay dos carreteras principales que conectan Ladakh con el resto de la India, pero están cerradas durante al menos cuatro meses cada invierno. La única forma de enviar suministros urgentes a Ladakh durante estos meses es por vía aérea. Con miles de sus tropas acumuladas en la frontera y sin señales de una reducción, India ahora trata de allanar su camino a través del Himalaya

El gobierno ha duplicado el presupuesto para obras de infraestructura en la frontera con China.