Raúl Díaz-Varela: «Damos un suministro rápido a hospitales y farmacias»

Presidente de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG)

Raúl Díaz-Varela, presidente de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG)
Raúl Díaz-Varela, presidente de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG)La RazónLa Razón

La pandemia les ha obligado a un sobreesfuerzo para poder multiplicar por diez la producción de algunos medicamentos críticos muy necesarios.

-¿Cómo ha afectado la pandemia al negocio de su compañía?

–Como patronal que representa a la industria farmacéutica de medicamentos genéricos en España, todos los objetivos y retos que nos habíamos marcado para 2020 se vieron trastocados por la crisis sanitaria. A principios del año pasado, nuestro principal objetivo estratégico era desarrollar el Plan de Acción para fomentar la utilización de los medicamentos genéricos. Con medidas progenéricos que nos ayudaran a tener un desarrollo del sector y a recuperar la senda de crecimiento y de participación de mercado. Estamos estancados en el 40% en unidades, lejos del 65% de Europa. La meta era trabajar en los distintos frentes para conseguir una reactivación del sector. Pero nos vino de manera inesperada la pandemia y tuvimos que poner todos nuestros medios para que el objetivo prioritario fuera asegurar de manera rápida y eficaz el suministro de medicamentos, tanto en el entorno de la asistencia a la covid (especialmente los fármacos esenciales de uso en ucis), como para el resto de patologías y dolencias. Trabajamos a pleno rendimiento para garantizar la producción y suministro de fármacos a los hospitales y oficinas de farmacia del país, llegando a multiplicar por diez la producción de algunos de los medicamentos críticos necesarios y todo ello con seguridad para nuestros trabajadores.

–¿Qué palancas habría que activar para superar la actual crisis?

–2021 será un año clave para la recuperación económica y para poner las bases de la transformación de nuestro tejido productivo. Es necesario impulsar un plan de reindustrialización nacional que incluya a las empresas fabricantes de medicamentos genéricos, no solo para potenciar la presencia industrial en nuestro país, sino también para reducir la dependencia de terceros países en lo que acceso a fármacos y materias primas para la fabricación se refiere. Apostar por la industria en general, y la de genéricos en particular, es apostar por una economía robusta y sostenible a largo plazo, que además en nuestro caso emplea a personas con alta cualificación profesional y genera mucho empleo femenino.

–¿Necesitan las empresas ayudas directas para salir adelante?

–Las empresas de genéricos no necesitan ayudas directas, pero sí una revisión de los sistemas de precios de los medicamentos, para que los mismos no sean inviables económicamente y haya riesgos de desabastecimiento. Obviamente si hay ayudas a la industrialización o a la transformación sostenibles, la industria de medicamentos genéricos también las aprovechará. Estamos comprometidos con el desarrollo industrial. Nuestro sector emplea a más de 40.000 personas, de forma directa e indirecta. Hemos hecho una inversión en los tres últimos años de 540 millones de euros. Si se dan las condiciones favorables para una industrialización mayor, esa inversión podría llegar hasta los 700 millones en los próximos tres años.

–¿Habrá despegue económico en la segunda mitad del ejercicio?

Soy optimista. A partir de junio recuperaremos en gran medida las actividades comerciales, de restauración e incluso de turismo, y se deberá volver a la actividad cotidiana asistencial de los hospitales y atención primaria.