Motivo

Esta es la polémica razón por la que los aviones tienen prohibido sobrevolar Disneyland

Desde su implementación oficial en 2014, la medida ha generado críticas del sector de la aviación, que pone en duda sus verdaderas intenciones

Dos visitantes pasean este mes de enero por Disneylandia en California
Dos visitantes pasean por Disneylandia en Californialarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6c7ed217

Los icónicos parques temáticos de Disneyland, conocidos por cautivar a millones de visitantes en todo el mundo, guardan un secreto poco conocido entre sus coloridas atracciones y espectáculos. Si bien el parque de Anaheim, California, ha sido un imán para turistas desde su inauguración en 1955, existe una peculiaridad que pocos notan al visitarlo: la prohibición de que sobrevuelen aviones en su espacio aéreo.

Esta restricción, establecida oficialmente en 2014 por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos, ha venido acompañada de una serie de suposiciones sobre su origen. Aunque se ha vinculado con medidas de seguridad posteriores a los trágicos atentados del 11 de septiembre de 2001, la realidad es que las limitaciones aéreas en los parques Disney datan desde mucho antes.

De hecho, fue en 2003 cuando se introdujo discretamente una disposición en el Congreso sobre la inversión militar que incluyó la restricción aérea sobre los parques Disney de Estados Unidos. La explicación oficial de esta medida apunta a la necesidad de proteger a los millones de visitantes que disfrutan de los parques cada año de posibles amenazas terroristas o accidentes aéreos. Sin embargo, críticos y expertos en aviación cuestionan la verdadera motivación detrás.

Desde asociaciones de pilotos de publicidad aérea hasta observadores de la industria, han señalado que la prohibición parece más destinada a evitar distracciones para los visitantes que a salvaguardar su seguridad. Argumentan que otros lugares con alta afluencia de público, como estadios deportivos o playas, no tienen restricciones aéreas permanentes, lo que suscita dudas sobre la verdadera necesidad de la medida en los parques Disney.

A pesar de las críticas, la prohibición sigue en vigor en la actualidad, aunque se han hecho algunas excepciones en años recientes, como el uso de drones para espectáculos de luces o el sobrevuelo autorizado de un avión de la NASA en 2012.