Uruguay lamenta la situación de Europa por la demanda de la carne

El Instituto Nacional de Carnes de Uruguay (INAC) expresó su preocupación por la situación europea frente al coronavirus, ya que esto genera un problema en la distribución de sus productos

Así lo explicó el presidente del Inac, Fernando Mattos, durante una conferencia de prensa virtual, en la que también participaron autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y del Ministerio de Desarrollo Social.

“Lo que vivimos en Europa es una situación grave porque todos los países han decidido inhibir el contacto social, el turismo está absolutamente disminuido y por lo tanto ahí tenemos una dificultad en la colocación de nuestras carnes de mayor valor“, explicó. Señaló que también tienen dificultades con los mercados israelí y estadounidense, pero entiende que estos son “males pasajeros” que podrán superarse una vez que la situación vuelva a la normalidad.

Sobre China, dijo que desde el año pasado mantienen problemas debido a restricciones del propio Gobierno de ese país, pero que a partir de marzo se ha ido normalizando la situación. “No vamos a tener los mismos precios del año pasado porque los chinos saben que son los únicos motores de la demanda a esta altura; ojalá que tengamos una normalización de los demás mercados”, apuntó.

En la conferencia también se anunció que el INAC donará 20 millones de dólares al Fondo Coronavirus, creado por el Ejecutivo para amortiguar las consecuencias económicas de la pandemia en el país.

“Lo importante es que los fondos son de origen privado y luego de recaudados se transforman en fondos públicos, fuimos llamados por el Poder Ejecutivo a colaborar y en unanimidad de la junta se ha decidido esta colaboración”, sostuvo Mattos. Asimismo, anunció que se donará el equivalente a un millón de dólares en productos de carne para colaborar con el abastecimiento de alimentos para los comedores públicos.

Al respecto, el ministro de Desarrollo Social, Pablo Bartol, resaltó que el Inac fue de los primeros en querer colaborar y resaltó “la cadena de solidaridad” que surgió ante la crisis sanitaria.