Misión de UE concluye que elecciones parlamentarias en Perú fueron creíbles

La misión electoral de la UE señaló que la campaña fue pacífica y competitiva, y que los partidos y candidatos pudieron realizar sus actividades con libertad y sin restricciones indebidas

(EFE). Los comicios para elegir al nuevo Congreso de Perú el pasado enero fueron creíbles y bien organizados, aunque hubo información denigrante sobre los candidatos en las redes sociales, según concluyó la misión de observación electoral de la Unión Europea en Perú.

Al presentar el informe final de la misión, su jefe Leopoldo López Gil presentó 22 recomendaciones sobre aspectos clave evaluados por los observadores y que se ofrecen a consideración de las autoridades, los organismos electorales, los partidos políticos y la sociedad civil para su implementación en las elecciones generales del próximo año.

Las elecciones extraordinarias fueron convocadas por el presidente peruano, Martín Vizcarra, para reemplazar al Legislativo disuelto por él el pasado septiembre después de mantener un largo enfrentamiento con la oposición que dirigía el anterior Parlamento. El nuevo Congreso asumió funciones en plena cuarentena por la pandemia de la COVID-19 y concluirá su labor en julio del próximo año, cuando ingresará el Legislativo que se elegirá en comicios generales, en abril del 2021, junto al nuevo mandatario que sucederá a Vizcarra.

López Gil afirmó que “las elecciones del pasado 26 de enero fueron creíbles y estuvieron bien organizadas por las instituciones electorales peruanas”, durante la presentación que hizo por videoconferencia al canciller peruano, Gustavo Meza Cuadra. “El marco jurídico, aunque disperso en diferentes leyes y resoluciones, incorpora principios fundamentales para unas elecciones transparentes y genuinas”, añadió.

Asimismo, la misión electoral de la UE señaló que la campaña fue pacífica y competitiva, y que los partidos y candidatos pudieron realizar sus actividades con libertad y sin restricciones indebidas. Sin embargo, López Gil declaró que “la campaña en las redes sociales se caracterizó por ataques personales entre los candidatos y varias páginas de Facebook y grupos públicos con la apariencia de medios de comunicación digitales difundieron información falsa y denigrante sobre candidatos y sus plataformas políticas”.

A raíz de estos hechos, la misión de la UE presentó 22 recomendaciones al Estado peruano, entre las cuales destacan la aprobación de un código electoral unificado, una adecuada fiscalización de los gastos de campaña, y la alternancia completa de género en las listas. Igualmente, la introducción de plazos realistas para apelar decisiones sobre la inscripción de candidaturas, garantías para que los votantes puedan identificar las cuentas oficiales de partidos y candidatos en las redes sociales y tomar medidas para que todos los votantes, en especial los que viven en zonas remotas, puedan ejercer efectivamente su derecho al voto. “Estas recomendaciones podrían implementarse en el corto plazo”, anotó López Gil.

Debido a los escándalos de corrupción que salpicaron a la clase política peruana, tras la revelación del caso Java Jato, el jefe de Estado promovió una reforma política y judicial para combatir esas prácticas y el Legislativo ha sido llamado para ratificar esas modificaciones, que incluyen, entre otras, la inmunidad parlamentaria y el financiamiento de los partidos. Los comicios parlamentarios de enero fueron la cuarta ocasión en que la Unión Europea ha desplegado una misión de observación electoral en Perú en respuesta a una invitación del gobierno peruano y del Jurado Nacional de Elecciones.