Buscadores de oro asesinan a 2 indígenas en Amazonía brasileña

Dos integrantes del grupo étnico yanomami fueron ejecutados a tiros por buscadores ilegales de oro en territorio de la comunidad indígena, según informaciones de ese grupo

ACOMPAÑA CRÓNICA: CORONAVIRUS AMAZONAS. AME8032. PALMEIRAS DO JAVARI (BRASIL), 21/06/2020.- Vista de la aldea de Cruzeirinho del grupo étnico Mayoruna totalmente vacía, este sábado en Palmeiras do Javari (Brasil). El temor al coronavirus ha dejado prácticamente vacía la aldea indígena de Cruzeirinho. La mayoría de los habitantes de esta comunidad situada en el corazón de la Amazonía se ha adentrado en la selva en busca de un refugio ante la aún desconocida pandemia. EFE/ Joédson AlvesJoédson AlvesEFE

(AP). Dos integrantes del grupo étnico yanomami de la selva tropical de la Amazonía en Brasil fueron asesinados a tiros por buscadores ilegales de oro en territorio de la comunidad indígena, según informaciones de ese grupo.

Júnior Hekurari Yanomami, miembro del grupo y presidente de Condisi-Y, el consejo local de salud, dijo el sábado a The Associated Press que Original Yanomami, de 24 años, y Marcos Yanomami, de 20, fueron asesinados el 12 de junio. Las muertes fueron difundidas hasta fecha reciente debido a lo apartado de la región en el estado brasileño de Roraima y las dificultades de comunicación.

La asociación Hutukara, que representa a las comunidades yanomami en Brasil, confirmó en un comunicado las versiones sobre los asesinatos.

La fundación nacional indígena de Brasil, conocida como Funai, y la Policía Federal, no respondieron de momento a las peticiones de declaraciones sobre el asunto.

Basado en una conversación con un dirigente de la apartada comunidad, Hekurari dijo que Original fue baleado primero cuando un grupo de yanomamis seguía a los buscadores de oro que habían ingresado ilegalmente en tierras de la comunidad. Después Marcos fue baleado y los demás indígenas se retiraron al cabo de una persecución de una hora, señaló Hekurari.

Los cadáveres fueron dejados en la selva, de acuerdo con la tradición de los yanomamis, agregó.

“La comunidad está de luto”, declaró Hekurari. “Es inaceptable que alguien muera en su territorio a manos de personas que andan buscando oro. Necesitamos apoyo y seguridad”.

El Instituto Socioambiental, un grupo defensor del medio ambiente y de los indígenas, indicó que más de 26.000 nativos viven en territorio yanomami y esas personas han enfrentado invasiones de buscadores de oro y contaminación de sus vías navegables desde la década de 1980.

El instituto y otros grupos han manifestado preocupación por las incursiones de los buscadores en tierras indígenas en medio de la pandemia de coronavirus, debido a los temores de que los intrusos pudieran infectar a las aisladas comunidades autóctonas que están muy distantes de hospitales.

En un comunicado, la asociación Hutukara expresó preocupación de que el incidente pudiera derivar en otros hechos de violencia, como ha ocurrido anteriormente.

“Tememos que la familia de los yanomamis asesinados decida tomar represalias contra los buscadores, de acuerdo con el sistema de justicia de la cultura yanomami”, subrayó la asociación. “Esto puede provocar un ciclo de violencia que resultará en tragedia”.