Perú contratará médicos y enfermeros venezolanos por la pandemia

El Gobierno peruano anunció que médicos y otros profesionales de la salud extranjeros podrán incorporarse al servicio público sin la necesidad de homologar sus títulos por la crisis que vive el país

People wait in line with their empty oxygen cylinders to refill at a shop in the San Juan neighborhood of Lima, Peru, Monday, Aug. 3, 2020. Peruvian authorities calculate that more than a quarter of Lima’s population may have been infected with the new coronavirus, and Peru has the highest death rate per million in the Americas. (AP Photo/Martin Mejia)
People wait in line with their empty oxygen cylinders to refill at a shop in the San Juan neighborhood of Lima, Peru, Monday, Aug. 3, 2020. Peruvian authorities calculate that more than a quarter of Lima’s population may have been infected with the new coronavirus, and Peru has the highest death rate per million in the Americas. (AP Photo/Martin Mejia)Martin MejiaAP

El Gobierno peruano dio a conocer este inicio de semana su plan de gestión para este último año bajo el mandato del presidente Martín Vizcarra. El programa presentado por el primer ministro, Pedro Cateriano se comprometió a luchar por la recuperación económica, la sanidad, la educación y el trabajo digno.

El primer ministro, Pedro Cateriano, quien se presentó ante el pleno del Legislativo para solicitar la aprobación a su investidura, quiso dar especial atención al área sanitaria con medidas como la contrata de médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud extranjeros para combatir en la lucha contra la pandemia que aún no pierde fuerza en el país. Esto como consecuencia de que casi 200 trabajadores de la salud murieron y más de 7.000 quedaron infectados desde marzo.

En casi cuatro horas de comparecencia, Cateriano se refirió también al sector educativo, comprometiéndose a “seguir apoyando la educación en todos sus niveles”. Para asegurar la continuidad del proceso educativo de los niños y jóvenes, mantener la lucha contra la corrupción y la delincuencia, y garantizar que en abril de 2021 se celebren “elecciones libres, neutrales y democráticas”.

Las autoridades quieren velar por la educación y el desarrollo social, para enfrentar la crisis a consecuencia de la COVID-19, por ello aceptarán incluso a los profesionales que no tengan homologado sus títulos de estudios en el sistema académico local. Esto significa una oportunidad para incorporar al servicio público a médicos, enfermeros, obstetras y laboratoristas que no pueden ejercer su profesión, especialmente de Venezuela.

En el marco de la pandemia, muchos hospitales privados, incluso los más exclusivos, han contratado enfermeros venezolanos que poblaron sus unidades de cuidados intensivos para atender infectados con el virus. Carlos Scull, embajador nombrado por la oposición venezolana en Lima, dijo en abril que en Perú hay unos 1.000 médicos y 4.000 enfermeros que pueden ser contactados de inmediato, según Associated Press.

Muchos médicos venezolanos sufren dificultades burocráticas en Perú para tener la licencia que les permita ejercer su profesión en este país aquejado de forma histórica por la falta de doctores.