Expresidente colombiano es centro de polémica en Miami

El expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez se ha convertido en el centro de una polémica por el nombre de una calle en Miami

(AP). Hace cerca de un año, dos activistas colombianos propusieron a un par de legisladores locales honrar a Uribe con el nombre de una calle del area de Kendall, un vecindario donde vive una numerosa comunidad de su país en el sur de la Florida. Con la pandemia del coronavirus el proceso se demoró y cuando todo parecía listo para una votación el próximo lunes, surgió una controversia que la ha diferido sin fecha.

¿El motivo? La situación de Uribe, a quien los activistas que presentaron la iniciativa de la calle destacan como un defensor de la democracia, cambió en las últimas semanas. Desde comienzos de agosto permanece detenido en su domicilio en Bogotá por un caso en el que se investiga una supuesta manipulación de testigos.

La comunidad colombiana de la Florida, la tercera más numerosa entre los hispanos después de la cubana y la puertorriqueña, está dividida y a las voces de apoyo de Uribe se han sumado también aquellos que consideran que el expresidente no es un ejemplo que los representa y no debería llevar el nombre de una calle.

Para poder convertirse en una ley local, la propuesta requiere del voto de las tres quintas partes de los comisionados, como se les llama a los legisladores locales o concejales. Se trata de un tramo de la Avenida 117 del suroeste del condado de Miami Dade al que se propone nombrar como “Alvaro Uribe Way”.

La iniciativa presentada por Fabio Andrade y Jaime Florez, directivos de una organización que apoya a empresarios e inmigrantes, fue patrocinada por el legislador del condado de Miami Dade Javier Souto, que representa el área donde está la calle.

“Es un reconocimiento a uno de los grandes defensores de la democracia”, expresó Andrade en entrevista telefónica con AP. “Hizo una gestión espectacular. Se habla de un antes y de un después de Uribe”, dijo el líder comunitario colombiano-estadounidense.

La propuesta de cinco páginas destaca que Uribe ha realizado “contribuciones directas importantes que perdurarán de por vida” en Miami. Iba a ser debatida en una reunión virtual de la legislatura local el 31 de agosto, pero en la agenda en línea aparece ahora un “pedido de postergación” para su debate. No se aclaran los motivos ni la fecha en que se abordará o quién solicitó que fuera pospuesta.

Souto no respondió de inmediato los mensajes de la AP en busca de comentarios. Tampoco lo hizo el legislador Esteban Bovo, que es co-patrocinador de la propuesta.

Pero Beto Coral, un colombiano que se opone al nombramiento de una calle en honor a Uribe y ha convocado a protestas y pedido en las redes sociales que no sea considerada la propuesta, expresó su satisfacción al saber que al menos por ahora no será debatida.

“Vamos ganando! Por el momento, estas avenida NO SE VA A LLAMAR Alvaro Uribe Way”, manifestó Coral en su cuenta de Twitter. “Por la polémica, muchos comisionados decidieron aplazar la reunión donde se iba a votar. Algunos tampoco sabían que Uribe está DETENIDO”, dijo.

En una petición impulsada por Coral en la plataforma Change para que se rechace la iniciativa de la calle, Lorena Callejas comentó que la firmaba porque no se sentía representada por Uribe porque “no representa los valores de una sociedad democrática y justa”.

La petición había sido firmada por más de 980 personas.

Un grupo llamado Colombian Progressives Miami convocó a una protesta este viernes frente al edificio que alberga la alcaldía y legislatura del condado, en el centro de Miami.

“CONDENAMOS que honren en Miami a un sujeto como Alvaro Uribe asociado con un sin fin de CRIMENES DE LESA HUMANIDAD!”, dice el grupo en su página de Facebook.

Recientemente la Corte Suprema de Colombia llamó a Uribe a testificar como parte de una investigación de tres masacres, lo que podría esclarecer si él tenía vínculos con grupos paramilitares, como algunos han señalado.

Tanto el caso de la manipulación de testigos como el de las masacres se enfocan en añejas, aunque no corroboradas, acusaciones de que Uribe tenía participación directa en grupos paramilitares, que fueron formados por terratenientes durante el prolongado conflicto civil para combatir a las violentas guerrillas marxistas.

Juan David Velez, representante a la Cámara por colombianos en el Exterior y miembro del partido de Uribe, dijo a la AP que mientras está detenido, Uribe tiene derecho a la presunción de inocencia porque no ha sido declarado culpable.

“Es un combatiente de la extrema izquierda y el socialismo del siglo 21”, expresó Velez en una entrevista telefónica desde Colombia. “Aquí lo que se está haciendo es un reconocimiento a su vida y su obra”, dijo refiriéndose a la propuesta de la calle, tras destacar las “excelentes” relaciones que tuvo durante su gestión con Estados Unidos.

Andrade, en tanto, dijo que la mayoría de los colombianos del sur de la Florida son uribistas y las protestas no los representan.