Abuso policial en Colombia genera violentas protestas y deja ya 13 muertos

El disturbio, que tiene Bogotá como escenario, ya ha dejado alrededor de 380 heridos, 66 de ellos por armas de fuego

Similar a la situación que se vivió en Estados Unidos por la muerte de George Floyd, esta semana Colombia es escenario de violentas protestas contra la brutalidad de las fuerzas policiales.

Las manifestaciones comenzaron el miércoles en Bogotá, a consecuencia de la muerte de un hombre en custodia policial, al que dos agentes sometieron a descargas eléctricas de pistola táser. La brutal escena fue grabada por testigos y ha conmocionado al mundo por su crueldad y dureza. La víctima fue identificado como Javier Ordóñez, un abogado de 46 años, y padre de dos menores.

La policía informó que respondieron a reportes de una pelea entre un grupo de hombres que habían estado bebiendo alcohol hasta altas horas de la noche en Engativa, un vecindario de clase trabajadora de Bogotá que ha se ha visto muy afectado por la pandemia de coronavirus.

“Se vuelven agresivas contra la policía”, declaró el coronel Alexander Amaya - informó The Associated Press.

Videos captados por testigos muestran a Ordóñez, de pantalón negro y zapatos deportivos, mientras es inmovilizado por los agentes.

“¡Ya, ya, por favor!”, suplicaba.

“¡Le está diciendo que por favor!”, se escucha a un testigo al fondo. “Los estamos grabando”.

Según las autoridades, Ordóñez fue trasladado a una estación de policía y más tarde a un hospital, a donde llegó sin signos vitales. Después de que se dio a conocer la noticia de su muerte el miércoles, algunos ciudadanos salieron a las calles a pesar de las órdenes del gobierno de evitar las aglomeraciones debido a la pandemia. Varias calles quedaron con montículos de cenizas y escombros.

El disturbio que tiene como escenario la capital colombiana, ya han dejado al menos 13 muertos y unos 380 heridos, 66 de ellos por armas de fuego, asimismo, más de un centenar de policías resultaron heridos por los incendios en comisarías autobuses y cajeros automáticos.

Las protestas se han multiplicado por otras ciudades como Cali, Medellín, Barranquilla o Manizales. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, ha criticado con dureza la respuesta policial a los desórdenes y equiparó el número de heridos por disparos a los resultados de un combate.

Mientras la región de América Latina aún lucha por sobrellevar la crisis sanitaria por la pandemia, las fuerzas policiales del mundo se han visto enfrentados con la sociedad y las autoridades gubernamentales por diversas situaciones que han desatado protestas, violencia y varias muertes.