Argentina: regresan los vuelos internacionales regulares

El gobierno argentino autorizó este fin de semana la reanudación de los vuelos internacionales regulares, que estaban suspendidos desde hace más de siete meses a causa de la pandemia

FILE PHOTO: Airplanes are seen parked at Jorge Newbery domestic airport, as the spread of the coronavirus disease (COVID-19) continues, in Buenos Aires, Argentina April 29, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian/File PhotoAGUSTIN MARCARIANREUTERS

(AP). El gobierno argentino autorizó el viernes la reanudación de los vuelos internacionales regulares, que estaban suspendidos desde hace más de siete meses a causa de la pandemia del nuevo coronavirus.

El Ministerio de Transporte habilitó en una resolución a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) a aprobar sucesivamente las programaciones de vuelos internacionales presentadas por las diferentes compañías aéreas que operan en el país y que hasta ahora sólo realizaban “vuelos especiales” o considerados de excepción.

A mediados de octubre se había dado luz verde a los vuelos regulares de cabotaje.

La suspensión de todos los vuelos regulares desde y hacia el país se produjo a partir del 20 de marzo, cuando entró en vigor la cuarentena.

Las medidas de aislamiento sumergieron en una crisis a distintos sectores económicos, incluido el aerocomercial, que ha estado entre los últimos en normalizarse.

En su resolución, el Ministerio de Transporte señaló que “los servicios de transporte aéreo internacional de pasajeros son estratégicos para el desarrollo de las economías regionales del país y complementarias de las demás actividades productivas y su reactivación es medular para iniciar la progresiva y paulatina normalización”.

Iberia, British Airways, LATAM, Avianca, Air Europa, Lufthansa, Gol, Air France/KLM, United, American Airlines y Aeroméxico, entre otras, ya han presentado la programación de vuelos para los próximos meses, a las que se suman las frecuencias anunciadas por Aerolíneas Argentinas.

La cuarentena se fue flexibilizando en Argentina paulatinamente con el correr de los meses.

En Buenos Aires y sus alrededores, que al principio fueron foco de las infecciones, la curva de contagios viene disminuyendo desde septiembre, mientras que la pandemia se expandió a las provincias del interior.

El país sudamericano ha registrado en la última jornada más de 1.143.000 casos de COVID-19 y cerca de 30.500 muertos.