La tormenta tropical Eta empapa Florida y sale al Atlántico

La tormenta tropical Eta descargó lluvias torrenciales en el norte de Florida y después salió hacia el océano Atlántico frente a las costas de los estados vecinos de Georgia y las Carolinas

Pedestrians walk past a damaged pier Thursday, Nov. 12, 2020, in Safety Harbor, Fla. Tropical Storm Eta passed just off the coast of Pinellas County with torrential rain and storm surge. Eta dumped torrents of blustery rain on Florida's west coast as it moved over Florida after making landfall north of the heavily populated Tampa Bay area Thursday morning. (Chris Urso/Tampa Bay Times via AP)Chris UrsoAP

(AP). La tormenta tropical Eta descargó lluvias torrenciales en el norte de Florida luego de tocar tierra el jueves por la mañana al norte de la poblada región de Tampa Bay, y después salió rápidamente hacia el océano Atlántico frente a las costas de los estados vecinos de Georgia y las Carolinas.

Se registraron algunas inundaciones, pero no hubo daños significativos. Sin embargo, una muerte en Florida fue vinculada con la tormenta.

Algunas partes de las Carolinas registraron de 7 a 17 centímetros (3 a 7 pulgadas) de lluvia el jueves por la tarde debido a una combinación de humedad en el frente frío que impulsó a Eta sobre Florida, y de humedad del Golfo de México que trajo consigo el sistema tropical.

Eso provocó inundaciones repentinas, múltiples rescates en el agua y cierre de caminos, y al menos la caída de un puente, dijo Sandy LaCourte, meteoróloga del Servicio Nacional de Meteorología en Greenville, Carolina del Sur.

“Desafortunadamente hoy ha sido un día difícil para las Carolinas”, comentó.

Horas antes, Eta tocó tierra cerca de Cedar Key, Florida, para después avanzar hacia el noreste a través del estado, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología en Miami. La tormenta salió hacia el Atlántico el jueves por la tarde y se pronostica que pasará justo frente a la costa de Carolina del Sur y Carolina del Norte mientras avanza hacia el norte por el litoral del sureste hasta el viernes por la mañana.

A las 4 de la tarde, el meteoro se ubicaba a unos 150 kilómetros (90 millas) al sur-suroeste de Charleston, Carolina del Sur. Tenía vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora (40 millas por hora) y se movía hacia el noreste a 30 km/h (18 mph).

Aunque no es la tormenta de mayor fuerza en azotar Estados Unidos este año, de todas formas Eta tuvo un amplio impacto en toda la región de Tampa Bay, que alberga a más de 3,5 millones de personas en cinco condados costeros. No se ordenaron evacuaciones obligatorias, pero las autoridades abrieron refugios para cualquiera que lo necesitara. Los medios locales reportaron que sólo un puñado de personas acudieron a ellos.

En Bradenton Beach, Florida, Mark Mixon ingresó a su garage inundado mientras colocaba sacos de arena alrededor de su casa el miércoles por la tarde y se electrocutó, dijo Jacob Saur, director de seguridad pública del condado Manatee. Había electrodomésticos conectados en el garage y Mixon falleció cuando se metió al agua, explicó Saur.