Indonesia deportará a una estrella rusa de medios sociales

Una estrella rusa de los medios sociales fue deportada después de que celebrase una fiesta en un hotel de lujo de Bali a la que asistieron más de 50 personas, pese a los contagios del coronavirus

24 January 2021, India, Badung: Immigration officers escort Russian social media influencer Sergei Kosenko to the airport before being deported after he attended a party with 50 people and thus violating COVID-19 health protocols. Photo: Dicky Bisinglasi/ZUMA Wire/dpa
24/01/2021 ONLY FOR USE IN SPAIN
24 January 2021, India, Badung: Immigration officers escort Russian social media influencer Sergei Kosenko to the airport before being deported after he attended a party with 50 people and thus violating COVID-19 health protocols. Photo: Dicky Bisinglasi/ZUMA Wire/dpa 24/01/2021 ONLY FOR USE IN SPAINDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

(AP). Indonesia anunció el domingo la deportación de una estrella rusa de los medios sociales después de que celebrase una fiesta en un hotel de lujo en la isla turística de Bali a la que asistieron más de 50 personas, pese a las restricciones para combatir los contagios del coronavirus.

La fiesta celebrada el 11 de enero incumplió el protocolo de salud establecido para frenar los contagios, indicó Jamaruli Manihuruk, jefe de la oficina regional de Bali del Ministerio de Ley de Derechos Humanos.

Sergei Kosenko, que tiene más de 4,9 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, llegó a Indonesia en octubre con una visa de turista. Las autoridades de inmigración en Bali decidieron investigar sus actividades en diciembre, después de que compartiera un video en medios sociales en el que se le veía saltar con una motocicleta al mar desde un muelle, con una pasajera en la parte de atrás. Muchos indonesios tacharon la escena de imprudente y posiblemente perjudicial para el medio ambiente.

La pesquisa de inmigración concluyó que Kosenko había participado en actividades que incumplían su visa de turista, como promocionar a empresas y productos.

Después de que se anunciara su deportación, Kosenko dijo a periodistas en la oficina de inmigración de Bali que lo sentía.

“Me encanta Bali. Lo lamento y me disculpo”, dijo Kosenko.

Indonesia deportó unos días antes a una estadounidense que vivía en Bali debido a sus tuits virales celebrando la isla como un lugar asequible y “amigable” para personas no heterosexuales, en el que podían instalarse occidentales. Al justificar su deportación, las autoridades indicaron que sus posts “difundían información preocupante para el público”.

Indonesia ha restringido de forma temporal la entrada de extranjeros desde el 1 de enero para controlar la propagación del COVID-19, y se ha restringido la actividad pública en las islas de Java y Bali.

Un total de 162 ciudadanos extranjeros fueron deportados de Bali en 2020 y 2021, según la oficina regional en Bali del Ministerio de Ley y Derechos Humanos. La mayoría fueron expulsados por incumplir los términos de su visa de visitantes.