El Salvador: decretan detención provisional de exalcalde

Un juzgado capitalino decretó la detención provisional del exalcalde de San Salvador, por el supuesto delito de defraudación fiscal al retener las prestaciones de los trabajadores de la alcaldía y no declararlas

FILE PHOTO: El Salvador President Nayib Bukele speaks during a news conference in San Salvador, El Salvador, June 6, 2021. REUTERS/Jose Cabezas/File Photo
FILE PHOTO: El Salvador President Nayib Bukele speaks during a news conference in San Salvador, El Salvador, June 6, 2021. REUTERS/Jose Cabezas/File PhotoJOSE CABEZASREUTERS

(AP). Un juzgado capitalino decretó el lunes la detención provisional de Ernesto Muyshondt, exalcalde de San Salvador, por el supuesto delito de defraudación fiscal al retener las prestaciones de los trabajadores de la alcaldía y no declararlas al Ministerio de Hacienda.

En breves declaraciones a los periodistas al salir del juzgado, Muyshondt anunció que iniciará una huelga de hambre “para que el mundo conozca lo que aquí estamos viviendo”. El exalcalde dijo sentirse perseguido por el gobierno del presidente Nayib Bukele.

“Yo soy un preso político, soy victima de este nuevo sistema que está viviendo El Salvador”, afirmó.

El Ministerio Público acusa a Muyshondt de retener las prestaciones de los trabajadores de la Dirección de Desechos Sólidos de la alcaldía capitalina y no declararlas ante el Ministerio de Hacienda. Según las investigaciones, las retenciones ascienden a 571.258.12 dólares.

El Juzgado también ordenó la detención provisional del extesorero de la alcaldía de San Salvador, Fernando Portillo. En cuanto a Francisco José Rivera Chacón, ex representante legal de la dirección de Desechos Solidos de la alcaldía, se le otorgaron medidas sustitutivas a la detención y deberá presentarse al juzgado cada 15 días, no podrá salir del país y debe entregar una fianza de 5.000 dólares.

La investigación inició a partir de un aviso presentado por la Dirección General de Impuestos Internos del Ministerio de Hacienda, en el que dicen que realizaron una auditoría a la dirección municipal encargada de los desechos sólidos, estableciendo que habían retenido la renta a los trabajadores entre los meses de junio y diciembre de 2020 y no se reportó.

Muyshondt, un reconocido dirigente del conservador partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), también está siendo procesado junto a otras seis personas por los delitos de fraude electoral y agrupaciones ilícitas al supuestamente haber negociado con las pandillas para que, a cambio de dinero, los apoyaran a ganar las elecciones presidenciales de 2014. Finalmente, los comicios los ganó el excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén.

Entre los procesados con Muyshondt por supuesto fraude electoral y agrupaciones ilícitas figuran Benito Lara, exministro de Justicia y Seguridad Pública; el exministro de Gobernación Arístides Valencia, así como el excomandante guerrillero Raúl Mijango, exmediador de la tregua entre pandillas, y el columnista Paolo Luers.

En este caso también está bajo la lupa el expresidente de la Asamblea Nacional y exdiputado Norman Quijano, del partido Arena. Quijano salió del país el 30 de abril cuando faltaban pocas horas para que llegara a su fin el periodo legislativo para el que fue electo y venciera el fuero constitucional que impedía que las autoridades lo capturaran. Un juez salvadoreño pidió a la oficina de la Interpol en el país que emitiera una difusión roja para buscarlo. La orden de captura pide que sea procesado por los delitos de fraude procesal y agrupaciones ilícitas.