Venezuela: opositor Guaidó denuncia intento de arresto

El líder opositor Juan Guaidó denunció el lunes que supuestos miembros de los cuerpos de seguridad de Venezuela interceptaron su vehículo y amenazarlo con arrestarlo

Opposition leader Juan Guaido points to a spot where he says the marks on a column are from gunshots fired by security forces inside his residential building parking lot in Caracas, Venezuela, Monday, July 12, 2021. Guaido held an impromptu press conference to say that security forces threatened his driver as he arrived home Monday. (AP Photo/Ariana Cubillos)
Opposition leader Juan Guaido points to a spot where he says the marks on a column are from gunshots fired by security forces inside his residential building parking lot in Caracas, Venezuela, Monday, July 12, 2021. Guaido held an impromptu press conference to say that security forces threatened his driver as he arrived home Monday. (AP Photo/Ariana Cubillos)Ariana CubillosAP

(AP). El líder opositor Juan Guaidó denunció el lunes que supuestos miembros de los cuerpos de seguridad de Venezuela interceptaron su vehículo y amenazarlo con arrestarlo.

“El amedrentamiento nunca nos ha detenido”, dijo Guaidó a la prensa desde el sótano de su residencia. “Nos persiguieron, nos apuntaron con armas largas” y luego de rodear el vehículo lo amenazaron para que abrieran las puertas, pero en medio de las protestas de los vecinos los hombres armados se retiraron, dijo.

El dirigente opositor denunció que una situación similar vivió el exdiputado Freddy Guevara, quien en septiembre del año pasado abandonó la residencia del embajador de Chile en Caracas, donde estuvo refugiado desde 2017 tras recibir un indulto presidencial junto a un centenar de opositores.

Horas después, la Fiscalía General confirmó en un comunicado que solicitó la aprehensión de Guevara debido a su supuesta “vinculación con grupos extremistas y paramilitares asociados al gobierno colombiano” e indicó que será imputado por los presuntos “delitos de terrorismo atentado contra el orden constitucional, concierto para delinquir y traición a la patria”.

ADVERTISEMENT

En paralelo, sin mencionar lo ocurrido, el presidente Nicolás Maduro afirmó en un evento con diputados que se detectaron planes de sabotear los festejos del 24 de junio y 5 de julio con motivo de los 200 años de la Batalla de Carabobo y el día de la Independencia, respectivamente. Acotó que “un sector de la extrema derecha venezolana preparó, armó a estas bandas criminales y delincuenciales” de Caracas para “llevar adelante operaciones terroristas” contra la población civil e instituciones políticas, policiales y militares.

Maduro afirmó que está listo para un dialogo con todos los sectores, pero tienen que “haber condiciones”, entre ellas, una renuncia expresa a la violencia. “Con lo que no estamos de acuerdo es que alguna gente se diga que quiere participar en el diálogo y esté preparando golpe de Estado”, añadió.

Guaidó, quien junto a Guevara milita en el partido opositor Voluntad Popular, había dicho que desconocía el paradero del exdiputado. Desde su liberación Guevara ha dicho que aunque podrían detenerlo por “cualquier excusa” decidió salir de la sede diplomática porque teme que Venezuela “se quede condenada a esto y no tenga nadie que levante la voz contra el gobierno”.

Las autoridades judiciales venezolanas le abrieron un proceso a Guevara luego de las violentas protestas de 2017 que encabezó junto a decenas de otros legisladores opositores.

Sobre los supuestos agentes que interceptaron su vehículo, Guaidó dijo que “no tenían ninguna identificación” ni mostraron una orden judicial que avalase su proceder.

El incidente se produjo días después de que el gobierno acusara a Guaidó y sus aliados de tener vínculos con una de las mayores bandas delictivas de Venezuela, que fue desarticulada la semana pasada tras el despliegue de miles de funcionarios de seguridad en varias de las más peligrosas barriadas de Caracas.

Maduro, entre otros voceros de su administración, sostienen que las acciones recientes de bandas criminales serían parte de un complot para desestabilizar al gobierno y que los delincuentes tendrían vínculos con algunos líderes de la oposición local encabezados por Guaidó y apoyados por los gobiernos de Bogotá y Washington.

Los adversarios de Maduro han rechazado las acusaciones y sostienen que las bandas criminales en Venezuela se han fortalecido por el fracaso de políticas de seguridad pública del gobierno, entre las que se incluyó el retiro de las fuerzas policiales en sectores peligrosos para promover el desarme voluntario de los delincuentes.

La embajada de Estados Unidos para Venezuela — cuyo embajador James Story fue nombrado en noviembre pasado a pesar de que Washington no tiene diplomáticos en su embajada de Caracas por la ruptura de sus relaciones—condenó en un comunicado lo ocurrido.

“Esta escalada de persecución es la respuesta del régimen a los esfuerzos de la Plataforma Democrática Unida y del presidente Juan Guaidó”, a quien Estados Unidos y varias decenas de países reconocen como el gobernante legítimo de Venezuela” de buscar “una solución a la crisis en Venezuela, a través de un proceso de negociación”.

Washington hizo un “llamado urgente” a la comunidad internacional, organizaciones de derechos humanos y organismos internacionales para “emitir una fuerte condena” ante “una escalada sin precedentes en los objetivos del régimen para eliminar las fuerzas democráticas, y exigir la inmediata libertad incondicional” de Guevara, agregó el comunicado. También exhortó “a los líderes de las naciones democráticas del mundo a tomar acciones decisivas contra Nicolás Maduro y los responsables de estas violaciones”.

ADVERTISEMENT

Trending on AP NewsMessi, el genio incompleto que salda su deuda con ArgentinaCubanos salen a protestar por desabasto y aumento de preciosEEUU retira visas a 100 funcionarios del gobierno Nicaragua

by Taboola

ADVERTISEMENT