Panamá flexibiliza toque de queda al caer casos de COVID

Las autoridades de Salud anunciaron una mayor flexibilización del toque de queda a nivel nacional a medida que el país avanza en su plan de vacunación y bajan los niveles de contagios de COVID-19

TEG01. TEGUCIGALPA (HONDURAS), 27/08/2021.- Ciudadanos esperan para realizarse una prueba de detección de coronavirus, el 25 de agosto de 2021, en un Centro de Triaje y Estabilizacion de Tegucigalpa (Honduras). Con el 97 % de ocupación hospitalaria a causa de la covid-19, Guatemala es actualmente el país más afectado por la pandemia en Centroamérica, donde el proceso de vacunación avanza a dos tiempos con El Salvador, Panamá y Costa Rica a la cabeza. EFE/ Gustavo Amador
TEG01. TEGUCIGALPA (HONDURAS), 27/08/2021.- Ciudadanos esperan para realizarse una prueba de detección de coronavirus, el 25 de agosto de 2021, en un Centro de Triaje y Estabilizacion de Tegucigalpa (Honduras). Con el 97 % de ocupación hospitalaria a causa de la covid-19, Guatemala es actualmente el país más afectado por la pandemia en Centroamérica, donde el proceso de vacunación avanza a dos tiempos con El Salvador, Panamá y Costa Rica a la cabeza. EFE/ Gustavo Amador Gustavo AmadorEFE

(AP). Las autoridades de Salud de Panamá anunciaron el martes una mayor flexibilización del toque de queda a nivel nacional a medida que el país centroamericano avanza notablemente en su plan de vacunación, bajan los niveles de contagios de COVID-19 y los pacientes en unidades de cuidados intensivos.

A partir del miércoles el toque de queda se acorta y regirá entre las 1:00 y 4:00 de la madrugada, lo que le permitirá a negocios como restaurantes y bares cerrar más tarde. En algunas zonas provinciales se elimina totalmente esa medida.

Panamá, de 4,2 millones de habitantes, es uno de los países de América Central que más contagios y decesos ha reportado desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, las autoridades y expertos coinciden en señalar que el fuerte avance del proceso de inmunización en los últimos meses ayudó a contener la tercera ola de contagios y una mayor incidencia de la variante Delta.

Las autoridades afirman que el 67% de la población ya recibió al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus y el 50% las dos. Para los próximos días planean colocar una tercera dosis de refuerzo a un segmento de la población, mientras esperan que la llamada inmunidad de rebaño se logre entre fines o inicios de noviembre con el 80% de inoculados.

“El hecho de avanzar en este proceso de flexibilización y vacunación no es para nada un sinónimo de bajar la guardia”, dijo el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre.

Panamá reporta hasta la fecha más de 460.000 contagios y 7.099 fallecidos.