Pediatría
Pilar Pérez

Pediatría: «La realidad virtual redirige la atención y la emoción hacia otros sentidos»

Dr. Gonzalo Pin Arboledas. Unidad de Pediatría del Hospital Quironsalud Valencia

¿Cómo es el abordaje habitual del dolor pediátrico en España?

El abordaje del dolor infantil en España se enfrenta a importantes desafíos, entre los que se encuentran la dificultad de valoración de los pacientes más pequeños, la oferta limitada de tratamientos validados, la escasez de guías clínicas para el abordaje del problema, así como la falta de estudios y formación de los agentes implicados. Debido a esta peculiaridad y a la falta de conciencia social, el dolor infantil puede ser infradiagnosticado e infratratado.

¿Cuáles son los retos que presenta este proceso?

El dolor crónico afecta a entre el 20 y el 30% de la población infantil y juvenil de los cuales el 5% sufre graves problemas de discapacidad asociados al dolor y el dolor agudo está asociado a muchos procedimientos médicos relacionados con los niños.

¿Cuáles son las principales herramientas que se emplean?

Para valorar el dolor en pediatría clasicámente se utilizan diferentes escalas. A ello añadimos el refuerzo positivo al finalizar el procedimiento con diferentes diplomas personalizados para cada uno.

¿Qué metas son las que se marcan en el abordaje en su centro?

Los objetivos básicos en el enfoque del dolor en nuestro hospital son preservar la seguridad y bienestar del niño, minimizar el malestar físico y el dolor, controlar la ansiedad, minimizar el trauma psicológico, potenciar la amnesia retrógrada, modificar la conducta y los movimientos para permitir la realización tranquila del procedimiento y devolver al paciente a la normalidad segura antes del alta.

¿Cómo surge la idea de utilizar la realidad virtual en esta materia?

La distracción es una técnica no farmacológica utilizada durante años por los profesionales sanitarios. La realidad virtual (RV) se define como una experiencia tridimensional, inmersiva e interactiva que ocurre en un tiempo real.

¿En qué consiste?

Se trata de un método de distracción que aporta al niño una interacción a tiempo real con la entidad simulada por el ordenador con una inmersión vía estimulación multisensorial. La idea básica es aprovechar la implicación conductual y sensorial de los niños en los juegos, lo que les ayuda a ignorar estímulos aversivos. Se basa en la limitada capacidad atencional de los seres humanos: la realidad virtual actúa redirigiendo la atención, emoción, concentración y memoria hacia otros sentidos.

¿Cuáles son los procesos que generan más ansiedad en la población infantil?

La realidad virtual se empezó a usar en pacientes con grandes quemaduras durante el doloroso procedimiento del cambio de ropa. Se obtuvo una reducción significativa del dolor entre el 22-44% en niños. Poco a poco hemos ido ampliando las indicaciones del uso de la realidad virtual. Si en un principio se pensó como ayuda a otras técnicas, en el caso de toma de muestras sanguíneas, en la actualidad se utiliza para cualquier procedimiento que implique dolor o ansiedad (reducciones óseas, suturas, toma de muestras, canalizaciones, simplemente la tolerancia oral o la mera permanencia en observación de urgencias, siempre y cuando el estado del niño lo permita).

¿En qué momento de los procesos a los que se somete al pequeño se decide que este método de «relajación 2.0» va a ser beneficioso y cuándo se emplea?

La realidad virtual iniciada cinco o diez minutos antes del procedimiento reduce de manera importante tanto el dolor como la ansiedad. En situaciones que producen menor sensación de dolor y de corta duración con un alto nivel de ansiedad (como por ejemplo, el acto de la vacunación), su uso unos tres segundos antes de la administración del inyectable se asocia con una reducción del 45% al 74% de la sensación de dolor-ansiedad. Los beneficios de la aplicación de la realidad virtual son: distracción frente al dolor, promociona la imaginación, favorece un sentimiento de bienestar... Su utilización resulta sencilla y su coste no excesivo, disminuyendo su tensión asistencial.

¿Cómo ayuda a la familia?

Disminuye la ansiedad y nerviosismo en muchas de ellas, ya que constituye un importante facto de ahorro de tiempo y fallos en los procedimientos. Utilizamos contenidos relacionados con el mundo animal tanto en forma de dibujos como de grabaciones reales para los niños más pequeños y los relacionados con naves espaciales, carreras de motos/coches, paisajes o deportes para los niños más mayores. La elección del contenido la realiza el propio niño o, en caso de dificultades en ese sentido, la realiza el personal sanitario asesorado por la familia o tutores. De esta manera, la familia se implica en el tratamiento con lo que disminuye el nivel de ansiedad.

¿Y al profesional médico?

La realidad virtual se ha convertido en otra herramienta terapéutica económica y de fácil uso en pediatría que, empleada de manera aislada o en combinación con otros procedimientos analgésicos y/o sedantes tanto no farmacológicos como medicamentosos, intenta hacer que la experiencia en urgencias y en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los niños y sus familias sea lo menos angustiosa posible facilitando, al mismo tiempo, la labor de los profesionales. De esta manera facilitamos la labor del profesional sanitario que puede realizar su labor en un ambiente más tranquilo... y silencioso.