Automóvil
La Razón

Los cuatro niveles de dificultad en la circulación por la nieve

Estamos en inviernoy con él viene el mal tiempo, las nevadas, y los peligros para la seguridad vial, por eso, es necesario recordar algunos aspectos básicos como los diferentes niveles de dificultad a la hora de circular con nieve. Estos niveles quedan representados con unos determinados colores, en función de la dificultad y riesgo que suponen para la conducción.

La circulación por la nieve en cuatro niveles de dificultad

· Nivel verde: El color verde significa prudencia.- Comienza a nevar. Aunque la circulación no se ve afectada, conviene extremar la prudencia. Se recomienda no sobrepasar la velocidad de 100 kilómetros por hora en autopistas y autovías, y de 80 kilómetros por hora en el resto de las carreteras. Los camiones deben circular por e lcarril derecho y no deben adelantar.

· Nivel amarillo: El color amarillo significa precaución. La calzada empieza a cubrirse de nieve. En este nivel no se permite circular a los camiones y vehículos artículados. Los turismos y autobuses no deberían rebasar la velocidad de 60 kilómetros por hora.

· Nivel rojo: El color rojo significa que la circulación es muy difícil. La calzada se encuentra completamente cubierta de nieve. En esta situación, que se da con más frecuencia en puertos de montaña, la circulación sólo es posible haciendo uso de las cadenas u otros dispositivos autorizados. La velocidad a la que, como máximo, se recomienda circular es de 30 kilómetros por hora. No se permite la circulación de autobuses, camiones y vehículos articulados.

· Nivel negro: Significa que la carretera está intransitable. La carretera se encuentra intransitable para cualquier tipo de vehículo. Existe un claro riesgo de quedar inmovilizado en la carretera.

El Reglamento General de Circulación establece en su artículo 155 la señal obligatoria que indica que debe hacerse uso de cadenas o de neumáticos de invierno, R-412. El artículo 159 que incorpora la señal S-21.1 establece las condiciones que en las que se tiene que circular y las velocidades que se tienen que llevar.

Rosa María García Álvarez

Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales

Fundación CEA