El desafío independentista
La Razón

El espacio público es de todos

Las calles, las playas y las plazas son de todos y para respetar la pluralidad se debe garantizar la neutralidad en el espacio público sin símbolos ideológicos excluyentes. Una parte d la sociedad, fuertemente ideologizada no puede apropiarse del espacio público. Una parte que pretende imponer su opinión e ideología al conjunto de los vecinos, que no tienen por qué pensar todos igual, ni como ellos.

Y es que, para que los espacios públicos sean de todos han de mantenerse neutros. Desde que Cs está en el Ayuntamiento se hace y así se seguirá manteniendo.