Museo del Prado
Julián Herrero

El Prado cambia «Las Meninas» por Cervantes

La pinacoteca, con motivo de la celebración de su bicentenario, abre sus salas a la Compañía Nacional de Teatro Clásico, la Compañía Nacional de Danza, la Zarzuela y la Orquesta y Coro Nacionales de España

Por mucho que sean sus indiscutibles cimientos, no todo van a ser pinturas en el Museo del Prado. Y es por ello que su director, Miguel Falomir, hace hincapié en la labor inspiradora de la pinacoteca en otras ramas del arte. Más concretamente, en la danza, el teatro, la zarzuela y la música. Aprovecha el museo madrileño el bicentenario para abrir sus muros con el objetivo de “explicar diferentes aspectos de la colección a través de las artes escénicas y de la música, y atraer a nuevos públicos”. A la vez que se rubrica un convenio entre el Prado y el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem) con el que la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), el Teatro de la Zarzuela, la Orquesta Nacional de España y la Compañía Nacional de Danza (CND) pasan a formar parte de las celebraciones del aniversario.

A la espera de que “después del verano”, en palabras de Falomir, se presente el programa completo, lo primero en llegar será “Ecos del Prado”, el 3 de diciembre en la Comedia. Una única representación que Helena Pimenta, directora de la CNTC, ha preparado con nombres de la talla de Nuria Espert, Mario Gas, Emilio Gutiérrez Caba, Concha Velasco, José María Pou y Aitana Sánchez-Gijón –entre otros– y en la que los lienzos de El Bosco, Velázquez, Goya, Tiziano, Rafael... se darán la mano con las voces de Eurípides, Cervantes, Calderón, Lope, Shakespeare... Sirviendo “Las Meninas” como inicio de un viaje que llegará a su fin con la evocación al traslado del cuadro a Valencia en 1936. La cantera de la CNTC, La Joven, también aportará su trabajo con “Todas las guerras” para analizar la violencia de los conflictos y la figura de la mujer como víctima. Cita que no se dará hasta el 11 de abril de 2019 en el propio museo.

Antes, “Pinceladas musicales” llevará el 24 de enero la música de Boccherini, Granados o De Falla al Auditorio del Prado. Ya en el Auditorio Nacional y del 14 al 16 de junio del 19, la Orquesta y Coro Nacionales de España se sumarán al bicentenario con “Sinfónico 23. Desierto”.

Por su parte, la Zarzuela deja en manos del tenor Enrique Viana y el pianista Miguel Huertas el recital-homenaje a la pinacoteca con partituras de Sorozábal, Parada, Penella, Giménez y Chueca, entre otros; y la CND bailará en los diferentes espacios del Prado junto a los lienzos.

“Un conjunto de actividades que reflejan que tenemos muy buenas sinergias entre las instituciones y que debemos aprovecharlas. Me gustaría que fuera un incipiente modelo de colaboración con el Prado y otros centros”, reconoce Montserrat Iglesias, directora del Inaem, que también aseguró que no se ha destinado una partida económica especial para la ocasión, sino que se ha englobado dentro de las programaciones habituales de cada centro.