Museos
Concha García

La nueva cátedra del Prado rescata el arte colonial

Además de las celebraciones del 200 aniversario del museo, la pinacoteca nacional presenta un programa estructurado sobre el arte en la Nueva España.

El Museo del Prado presenta la cátedra 2018, “De la pintura a la era de la imagen: España/Nueva España”, dirigida por el historiador del arte y doctor en Historia por la Universidad Iberoamericana Jaime Cuadriello. Es la octava edición y se centra en las relaciones que existieron entre tres artistas españoles trasladados a América y uno mexicano durante una época de inflexión en el desarrollo de nuestra pintura.

Entre los siglos XVI y XIX, durante la colonización española en América, los conquistadores querían representar sus triunfos mediante las bellas artes, por lo que varios pintores españoles hicieron un viaje de ida y vuelta hacia la Nueva España, entre los cuales estuvieron el vasco Baltasar de Echave Orio (1548/58-1623), el sevillano Sebastián López de Arteaga (1610-1655) y el valenciano Rafael Ximeno y Planes (1759-1825). La obra de estos artistas, junto con el americano Juan Rodríguez Juárez (1675-1728), será revisada durante un programa de conferencias y seminarios que ofrece el museo.

Según ha explicado Andrés Úbeda, director adjunto de Conservación del Prado, la cátedra discurrirá entre el 8 de noviembre y el 29 de ese mes, y contará con cuatro conferencias cada jueves así como cuatro seminarios cada viernes, en los cuales participarán 20 becados que serán seleccionados según su expediente académico, perfil formativo e interés por el curso demostrado mediante un breve texto. El plazo de presentación de las solicitudes para estas becas serán desde hoy hasta el 15 de octubre.

“Debería ser difícil entender el arte en España sin conocer el virreinal”, ha explicado el director del Prado, Miguel Falomir, que resalta que el objetivo de la Cátedra es el de “ir sumando y ampliando nuevas narrativas, sensibilidades y público”. En cuanto al interés por el arte que se desarrolló en las colonias en América, resalta que “España tiene que entonar el mea culpa, ya que nadie tiene interés en el arte colonial en ninguna instancia”, a diferencia de Estados Unidos, donde el Metropolitan de Nueva York alberga una muestra dedicada a la pintura de México entre 1700-1790. “En ese país hay una demanda de dicho arte que los museos satisfacen. No existe esa demanda en España y nosotros intentamos generarla, confiando en que dentro de unos años el Prado esté constantemente programando arte colonial”, explica.

La cátedra, patrocinada por la Fundación Amigos del Museo del Prado, dará a conocer lo que significó ese viaje de ida y vuelta, así como “la posibilidad de compartir diálogo entre la Vieja y la Nueva España en clave artística”, según apuntó Cuadriello. A partir de las diversidades de los pintores mencionados y con la participación de profesionales, el Centro de Estudios del Prado trazará las características de los lenguajes y técnicas pictóricas además de observar cómo los recursos visuales intervinieron en la tradición local en contraste con otras figuras de la misma época en ambos lados del Atlántico. Los cuatro pintores se tratarán en cada una de las conferencias cuyo plazo de inscripción estará disponible hasta el 29 de octubre.