Rock

Freddie Mercury, el barítono con una voz única

. Un estudio de la Logopedics Phoniatrics Vocology analiza la voz del cantante de Queen
Freddie Mercury
Gerardo Granda

En una entrevista en «The Guardian» definían la voz de Farrokh Bulsara, más conocido como Freddie Mercury, como «una fuerza de la naturaleza con la velocidad de un huracán». El que fuera líder y vocalista de la banda británica Queen, y considerado como uno de los 100 mejores cantantes de la historia por la revista «Rolling Stone», gozó durante su vida de un chorro de voz que se especulaba que gozaba de una gama sonora de más de cuatro octavas. Para comprobar cómo había conseguido tener tal rango vocal un equipo de expertos austriacos, checos y suecos han publicado un estudio (Christian T. Herbst, Stellan Hertegard, Daniel Zangger-Borch & Per-Åke Lindestad (2016): Freddie Mercury—acoustic analysis of speaking fundamental frequency, vibrato, and subharmonics, Logopedics Phoniatrics Vocology, DOI:10.3109/14015439.2016.1156737) en el que analiza la voz de Mercury.

Capacidad para modular

El autor principal del estudio, Christian Herbst, afirma que en resumen, la gama vocal de Freddie Mercury era «normal para un adulto sano, ni más, ni menos». Gracias a grabaciones de sonido disponibles de manera pública, como seis entrevistas realizadas al vocalista por Andrew Wigg (1984, 1985, 1986, 1987) y Rudi Dolezal (1984 y 1987). Estas piezas fueron analizadas después de normalizar su amplitud y pasados por el software Prat (una herramienta para el análisis fonético del habla desarrollada por Paul Boersman y David Weenink en el Instituto de Ciencias fonéticas de la Universidad de Ámsterdam). Para el análisis del vibrato de Mercury se utilizó «Acapella Collection», recogido por una página de fans de Queen de Polonia y «teniendo en cuenta las siguientes condiciones: 1) canto audible e inconfundible de Mercury 2) no hay ruido de fondo o voces 3) sin efectos de retardo o reverberación 4) la nota sostenida tuvo una duración de más de 500 ms y contenía modulaciones de frecuencia cíclicas audibles». Como último baremo se llevó a cabo un examen endoscópico de vídeo de alta velocidad de la vibración de las cuerdas vocales de un cantante de rock contemporáneo que imitó los sonidos típicos producidos por Freddie Mercury, «en un intento de comprender el mecanismo de producción de voz de los sonidos subarmónicos». Esta subarmonía, se ve de una manera más «extrema en el canto de garganta tuvano (xoomej) -una etnia siberiana-, donde no sólo las cuerdas vocales vibran, sino también un par de estructuras de tejido llamados pliegues ventriculares».

El estudio concluyó que la voz habitual del vocalista tenía una frecuencia de 117,7 Hz, «la habitual para una voz de barítono», que su rango de voz para el canto de 37 semitonos dentro del margen entre 92,2 Hz y 784 Hz, y que alcanzaba el rango de «temblor vocal» de 240 notas sostenidas con una tasa media de frecuencia de modulación de 7,0 Hz. El estudio argumenta que así se entiende su voz única, que tenía «un amplio control sobre su registro vocal y la mezcla de registros». También se entiende su excentricidad cuando la soprano Montserrat Caballé aseguró que le había dicho una vez que «tenía una voz de barítono. Le dije que hiciésemos un dueto de barítono y soprano y me contestó que 2no, no, mis fans sólo me conocen como cantante de rock y ellos no reconocerían mi voz si canto como un barítono». Genio y figura.

Lea el estudio completo