SGAE
Gema Pajares

Sastrón seguirá como presidente de la SGAE

Sale indemne de la moción de censura el mismo día en que se conoce que el fiscal pide siete años de cárcel para Eduardo Bautista por el fraude cometido en la entidad de gestión

A las cuatro de la tarde comenzaba la Junta Extraordinaria que ayer se había convocado en la Sociedad General de Autores con el objetivo de someter a su presidente, José Miguel Fernández Sastrón, a una moción de censura. Pasadas las cinco se conocía que la había superado (con 20 votos a favor de su permanencia de un total de 39 miembros que son los que forman la Junta Directiva y 18 en contra, pues un representante del Colegio de Editores Musicales no ha asistido) y que, por tanto, seguirá presidiendo la entidad de gestión, a la que llegó en abril de 2016. Así, de los 20 miembros que pidieron la moción de censura dos decidieron cambiar su voto en el último momento, aunque se desconoce su identidad, ya que el voto es secreto. La jornada vivida ayer evidencia una vez más la abierta división de opiniones que reina en el seno de los órganos de gobiernos de la entidad y que no hace sino añadir más incertidumbre y malestar a la complicada situación por la que atraviesa la SGAE. El tema de la comúnmente denominada «rueda de las televisiones» ha sido uno de los caballos de batalla con los que ha tenido que lidiar: a principios de septiembre se conocieron dos manifiestos, uno firmado por artistas contrarios a estas prácticas y otro, que se colocaba a favor de las mismas.

Elegido el 20 de abril de 2016, Fernández Sastrón (Madrid, 1959) continuará en el cargo pese a la disconformidad de colegios como el de Obras Audiovisuales o el de Editores Musicales, que se han mostrado abiertamente en contra de su gestión. Como se recordará, las últimas semanas han sido bastante convulsas en la sede de la SGAE. Veinte miembros de la Junta Directiva de la SGAE –la mitad más uno– habían presentado en la sede de la entidad, por carta, una petición de convocatoria de la junta extraordinaria para debatir una moción de censura contra Fernández Sastrón en desacuerdo con su modelo de gestión, disconformidad que también hicieron constar más de 12.000 músicos a través de un escrito en el que han expresado que la SGAE vive el momento «más preocupante» de su historia por la «inacción» de la entidad, a la que han instado a tomar medidas sin la intervención del Ministerio de Cultura.

Transparencia

Precisamente ayer se supo que hoy el Consejo de Ministros aprobará la tramitación urgente de un anteproyecto de ley que obligará a las entidades de gestión a modificar sus estatutos para mejorar su funcionamiento interno, transparencia y rendición de cuentas, según informa Efe. Se trata de la transposición de una directiva europea que permitirá «reforzar las medidas de control a las entidades de gestión y subsanar los problemas de funcionamiento que se están detectando en las entidades de gestión no solo en España sino en la UE». Entre las medidas que se incluyen en el anteproyecto de ley destaca la obligación de crear un órgano interno de control integrado por personas independientes, así como la de publicar un informe anual de transparencia y la auditoría anual de sus cuentas.