Fútbol
Francisco Martínez

Bellerín: «Me llaman lesbiana»

El jugador español denuncia que los futbolistas no pueden reconocer su homosexualidad porque parte del público no está preparado

Héctor Bellerín es el lateral derecho del Arsenal, tres veces internacional con España (tiene 23 años) y, además, es un gran aficionado a la moda, como puede verse en sus perfiles en las redes sociales. Le viene de familia, pues su madre y su abuela, que incluso tenía una fábrica propia, diseñaban ropa. Incluso admite que su futuro después del fútbol puede estar en ese mundo. Pero esa afición, a veces, le trae problemas, como algunos insultos en Twitter que le llevaron a cerrar sus cuentas durante un tiempo, o como lo que denunció en una entrevista en el diario «The Times». «La gente me ha llamado “lesbiana” por llevar el pelo largo, y hay otros tipos de insultos homófobos. Cuando juego mal la situación es insostenible», asegura el futbolista. Algunas veces es en los estadios, pero la mayoría en las redes sociales. «He aprendido a hacer callo, pero puede afectarte. De vez en cuando, tienes dudas», añadió. Es habitual que en Twitter o Instagram cuelgue fotos con modelos llamativos, y entonces llegan los insultos. «El problema es que los aficionados tienen una idea de cómo un futbolista debe vestirse, cómo debe comportarse, cómo debe hablar. Si lo haces de forma distinta de lo que esperan, eres el blanco de las críticas», argumentó.

Para el jugador de los «gunners», el problema va mucho más de una situación particular. Es global. «Es imposible que alguien sea abiertamente gay en el fútbol», aseguró. «Algunos fanáticos no están listos. Cuando sucedió en el rugby con el jugador galés [Gareth Thomas], la gente respetó la situación. Los fanáticos respetaron su decisión. En el fútbol, la cultura es diferente. Puede ser muy personal, muy desagradable», insistió, para concluir: «Es peligroso, porque en la vida habría que poder expresarse como se es. También me dicen cosas buenas, pero es normal concentrase en los insultos. Cada día trato de aprender a combatir la situación de la mejor manera posible».

En el mundo del fútbol sí ha habido algún caso de jugadores que han declarado su homosexualidad. Liam Davis juega en el Torquay United y en alguna ocasión ha asegurado que no ha tenido ningún problema. Incluso ha protagonizado campañas de la UEFA contra la homofobia. También ha pedido de forma activa que otros compañeros de profesión que estén en su situación den el paso: «Mi consejo para un joven jugador homosexual es que sea él mismo. No preocuparse o pensar demasiado en las cosas», dijo.

Otros futbolistas como el alemán Thomas Hitzlsperger esperaron a retirarse para anunciar que eran homosexuales. El centrocampista, que estuvo en equipos de Inglaterra, Alemania e Italia, fue 52 veces internacional y llegó a disputar la Eurocopa de 2008.