Selección Española
Paco Buyo

De Gea es el de Wembley, no el de Rusia

Había expectación por ver a la nueva España de Luis Enrique. Y no defraudó. Hasta seis novedades en el once titular con respecto al pasado mundial. Gustó y convenció el equipo nacional, que ganó por segunda vez en la historia del fútbol español en el mítico Wembley. Victoria de prestigio remontando el gol de los ingleses. Y había morbo, claro, por conocer qué portero comenzaría de titular con el asturiano después de las dudas que dejó De Gea en el Mundial.

Partido soberbio. Pues bien, Luis Enrique confió en David, que se encontró con la oportunidad de reivindicarse. Y vaya si lo hizo. Estuvo soberbio todo el partido. Los aspectos positivos en De Gea fueron los de recuperar la confianza y también el aplomo del que siempre hizo gala entre los tres palos. En los momentos que más apretaban los ingleses, el portero sostuvo a nuestra selección con tres grandes intervenciones, demostrando su categoría internacional... que no vimos en Rusia

La jugada final. Es verdad que hubo una jugada final para el debate y la polémica, el gol anulado a los ingleses por una posible falta de Welbeck a nuestro portero. El árbitro acertó al no dar validez al gol. David fue cargado dentro del área de meta y ahí el cancerbero es intocable. Pero también pienso que en esa jugada concreta, De Gea estuvo un poco blando e inocente. Conociendo la Premier como él conoce tan bien, sabe que los delanteros van a cargar constantemente al portero. Y ahí habría estado mejor si hubiera desviado de puños, evitando así el peligro de la jugada y despejando todas las dudas sobre la misma. Lo que sí tengo muy claro es que el que vimos en Wembley es el verdadero nivel de De Gea. Para mí, uno de los tres mejores porteros del mundo.