PGA Tour
Golf Confidencial / @golfcom

Keegan Bradley se lleva el desempate sobre mojado

Al final, el tiempo respetó, se pudo jugar, los jugadores completaron sus vueltas y se decidió el ganador final. Keegan Bradley es quien se ha llevado el gato al agua, en parte contra todo pronóstico

El Aronimink Golf Club vio por fin algo de luz entre nubes y un cielo en parte despejado que sirvió para lanzar a todos los jugadores al campo y meterles prisa para poder completar el torneo. La lluvia dio un respiro a los mojados greenes y calles y la bola echó a rodar. El tercer playoff de la FedEx Cup necesitaba concluir sí o sí y el BMW Championship conocer a su ganador.

El favorito principal, Justin Rose, quien tenía ante sí la posibilidad también de ser número 1 del mundo (algo que sí ha podido conseguir en detrimento de Dustin Johnson) y del ranking FedEx estaba en la posición de privilegio tras tres días extraordinarios pero por detrás no tuvo en cuenta la llegada de Keegan Bradley, sumado a la fiesta sin ser invitado y que se terminó convirtiendo en el protagonista final. Victoria e increíble alegría.

Rose empezó algo dubitativo con bogey en el 1, pero respondió rápidamente con birdie en el 2, al que sumó otro más en el 9 y tres más en el 12, 16 y 18, además de otro bogey en el 18 para terminar. Ese bogey fue lo que dio precisamente alas a Bradley, autor de 64 golpes, la vuelta más baja del día, para empatarle en la primera plaza.

El norteamericano, quien llevaba sin ganar mucho tiempo (más de seis años en blanco), desde el 2012 en el WGC Bridgestone Invitational, por lo que le tocaba volver a saborear la gloria, algo que hizo con su mujer y su hijo pequeño.

Muy cerca de sumarse al playoff se quedaron Billy Horschel (otro con 64 y un putter encendidísimo) y Xander Schauffele, mientras que a dos golpes del liderato terminó Rory McIlroy (68).

Algo más abajo pero remontando con gran clase, volvió a dejarse ver Tiger Woods; ronda de 65 golpes para él con siete birdies y dos bogeys para finalizar en el sexto puesto empatado. Ojo con él que llega a la Ryder en muy buena forma. Por detrás suyo, Tony Finau, última elección Ryder de Estados Unidos, Francesco Molinari, Tommy Fleetwood y Rickie Fowler, todos en el octavo puesto, Justin Thomas en el puesto 12, Hideki Matsuyama en el 15, Bubba Watson en el 16, Brooks Koepka concluyó en el puesto 19 con un buen 66 en su ronda final, por delante de Bryson DeChambeau (67 y T19), Dustin Johnson (67 y T24), Jason Day (70 y T24), Henrik Stenson (68 y T29), Ian Poulter (71 y T51) y Jordan Spieth (73 y T55).

En cuanto a los nuestros, Jon Rahm finalizaba en el puesto 24 con 69 golpes en otro día malo para él. Empezó muy bien con birdie en el 1 y sumó otros cinco, para después contrarrestar con tres bogeys y un doble bogey en el 18, un mal final para un torneo donde tampoco ha tenido ese juego decisivo de otras ocasiones.

Tendrá que apretar, y mucho, en la final de la FedEx Cup para intentar finalizar lo más arriba posible. De momento está en el puesto 24 y compartirá juego con Rickie Fowler.

Más abajo está Rafa Cabrera Bello. Vuelta de 66 golpes para recuperar posiciones, 17 en concreto, hasta el puesto 41 (-6). El canario finaliza así un año en el circuito norteamericano con algún que otro altibajo si bien, en conjunto, ha vuelto a alternar European Tour y PGA Tour con alguna buena cosecha.