PGA Tour
Golf Confidencial / @golfcom

La lluvia anula la consecución del BMW Championship

FInalmente, al menos en el primer asalto, ha vencido la madre naturaleza. El cielo se ponía muy negro y amenazaba tormenta, una tormenta que caía con mucha fuerza y que obligaba a la organización a suspender la última jornada del BMW Championship al quedar el campo totalmente encharcado. Veremos si hoy hay tregua y se puede jugar o si termina mañana martes

Sin novedad en el BMW Championship más allá de que la jornada se ha suspendido por lluvia. La ronda final prevista para este domingo ha quedado anulada debido al mal tiempo y a la cantidad de agua caída sobre el Aronimink Golf Club, que ha dejado el campo anegado, especialmente los greenes.

Tal y como se puede comprobar en la imagen, el juego era imposible y por ello la organización ha decidido, por el momento, suspender la ronda del domingo a la espera de que este lunes se pueda completar, siempre y cuando no siga lloviendo, algo que parece improbable, pues el parte meteorológico anuncia más nubes y más tormentas.

¿Opciones? Hay tres: una, que se aproveche que, en principio, entre las 8 AM y las 14 PM el cielo dará un respiro para jugar lo máximo posible (siempre y cuando dé tiempo a que las tareas de mantenimiento se lleven a cabo y el campo esté más o menos aceptable), dos, que jueguen todos los que puedan y que se termine el martes el torneo y tres, que se quede todo como está y se dé directamente por finalizado, lo que favorecería al actual líder, Justin Rose.

De terminar así, Justin Rose sería el nuevo número 1 de la FedEx Cup, superando a Bryson DeChambeau, y también el número 1 del mundo, imponiéndose a Dustin Johnson; es decir, que tendría un triple premio en su haber.

Veremos qué decisión toma la organización y si Slugger White, vicepresidente de reglas y competición del circuito americano, se decide finalmente por jugar o no. Habrá que mirar al cielo y esperar que el agua no siga cayendo.