European Tour
Golf Confidencial / @golfcom

Matthew Fitzpatrick reedita título con la esencia de Seve

El inglés Matthew Fitzpatrick se ha hecho con el Omega European Masters y ha logrado una hazaña que desde que la lograra Severiano Ballesteros en los años 77 y 78, nadie había podido conseguir. Treinta años después, alguien vuelve a levantar dos años seguidos el trofeo

Con treinta años de diferencia, Matthew Fitzpatrick se ha hecho con una hazaña que Severiano Ballesteros había logrado hace ahora tres décadas. Desde entonces nadie había sido capaz de imponerse en el Omega European Masters en dos ediciones consecutivas, hasta que este año lo ha conseguido el británico.

Fitzpatrick, eso sí, ha sufrido bastante, y ha tenido que jugárselo en el desempate ante Lucas Bjerregaard. Y es que si el inglés lograba 63 golpes el sábado, este domingo se quedaba en 67, mientras que el danés le respondía al contrario, con 67 el sábado y 63 este domingo.

En los 67 golpes, Fitzpatrick se anotaba cinco birdies y dos bogeys, mientras que su gran rival hacía lo propio con siete birdies en un día sin fallos para él. Intentaron sumarse a la fiesta aunque desde algo más lejos, Mike Lorenzo-Vera (-15) y Nacho Elvira (-12), pero se quedaron algo rezagados en la parte final, especialmente el francés con un doble bogey en el 14. Su caso duele más, porque iba líder, pero perdió toda ventaja en dos hoyos, con bola al agua incluida en uno y con dropaje en el otro.

En lo que respecta al desempate final, francés y danés lo solventaron a la primera, de nuevo en el 18, con un birdie para Matthew y el par para Lucas, quien no pudo aguantar el empuje del ganador final y de su quinta victoria en el European Tour.

Muy bien Nacho Elvira con su cuarta posición final, que le sirve para meterse dentro de los 60 mejores de la Race to Dubai. Acumulado de -12 para él y terminando con el mismo resultado de la primera jornada, el más bajo (66) de sus registros. Es decir, gran regularidad en un campo donde hay que ir muy fino para no perder la línea.

Respecto al resto de españoles, decir que Pablo Larrazábal cumplió con un golpe más y finalizó en el puesto 16 empatado con -6, junto a nombres como Fabrizio Zanotti o Haydn Porteous.

Jorge Campillo se fue a los 75 golpes, su peor ronda (dos birdies, cinco bogeys y un doble bogey, mientras que Pedro Oriol terminó también con 75 impactos y cayó hasta el puesto 59 empatado.