RFEF
F. Velasco

Sólo trataban temas de la Selección

Del Bosque y Lopetegui declararon como testigos ante el juez Santiago Pedraz en la investigación sobre Ángel María Villar.

Del Bosque y Julen Lopetegui coincidieron ayer en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en que su relación con el ex vicepresidente de la Real Federación Española Fútbol, Ángel María Villar, se centraba exclusivamente en el ámbito deportivo y que en ningún momento trataron ni conocieron nada relacionado con los aspectos económicos relacionados con los partidos que jugaba la Selección, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto. Tanto Vicente del Bosque como su sucesor al frente de la Selección declararon, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, por espacio de media hora cada uno, como testigos, dentro de la causa en la que están investigados Villar, su hijo Gorka y el ex vicepresidente económico Juan Antonio Padrón. Sus testimonios, según las citadas fuentes, «no han aportado prácticamente nada» a la investigación de la causa.

En este sentido, ambos coincidieron en que no tenían datos para poder decir si el ex presidente de la Federación «hacía o deshacía» en todo lo relacionado con los aspectos económicos, ya que eran «ajenos» a esas cuestiones.

Su labor, de esa forma, ha sido estrictamente deportiva en esa relación; y en cuanto a los partidos amistosos que jugó la Selección cuando Villar estaba al frente de la RFEF, señalaron que los mismos se elegían en función de esos intereses deportivos y sin tener en cuenta otros distintos, toda vez que su competencia era sólo deportiva.

Villar, su hijo Gorka y Padrón se encuentran en libertad provisional bajo fianza desde principios del pasado mes de agosto. El magistrado Santiago Pedraz investiga en esta causa el posible perjuicio de al menos 45 millones de euros a las arcas de la Real Federación Española de Fútbol a través de un conglomerado de empresas. Los tres fueron detenidos dentro de la «operación Soule», donde se indaga en el supuesto desvío de fondos en la RFEF a cuenta de la gestión de una decena de amistosos, al menos desde 2010, con los que el hijo de Villar, Gorka se habría embolsado al menos 320.000 euros por supuestas labores de asesoría deportiva.

Del Bosque y Lopetegui, a tres semanas del arranque del Mundial, aseguraron ayer no saber nada sobre estas cuestiones.