Economía
larazon.es

¿Está justificado el temor a solicitar créditos con Asnef cuando necesitamos dinero urgente?

Todavía muchas personas cometen el error de dejar que su miedo a la red les conduzca a cerrarse puertas a la hora de obtener financiación cómoda y legítima

Se trata de una pregunta más difícil de responder de lo que pudiera parecer en un momento, de manera que te pedimos que leas el artículo completo, además de buscar otra información de distintas fuentes, antes de adoptar una postura definitiva al respecto. En caso de que solo pudiéramos dar una respuesta de “sí o no”, dejando a un lado que dicha respuesta resultaría sesgada y carente de utilidad, probablemente tendríamos que decir que sí está justificado. Pero siguiendo la misma lógica también habría que decir que el miedo a salir a la calle por los riesgos de que te atropellen están justificados. ¿Es posible que ocurra algo malo? Sí. ¿Puedes hacerlo evitando que ese algo malo suceda? Por supuesto.

A lo largo de este artículo vamos a comentar tanto los riesgos ciertos que existen (sin exagerarlos ni menospreciarlos, pues lo que queremos es brindarte información honesta) como las ventajas de esta clase de préstamos. A lo largo de estas líneas te advertiremos de los principales peligros y de cómo evitarlos para disfrutar de los beneficios que los préstamos online legítimos ofrecen.

¿Qué peligros tiene solicitar créditos online?

Hay una pregunta que más de uno se hace, y esta es, ¿por qué iba ninguna entidad a ofrecer préstamos a aquellos cuyos nombres están incluídos en una lista de morosos? Pues bien, si existen prestamistas que ofrecen a estas personas préstamos con Asnef (uno de los principales listados de esta clase) es en parte debido a que hay diversas razones por las que uno puede terminar en dichas listas. Hay entidades y compañías que se aprovechan de la existencia de tales listas como poco menos que una herramienta de extorsión que se puede utilizar en contra de sus clientes. Por ello, hay nombres que terminan incluídos sin que esto responda a una tendencia real a no cumplir con sus deudas.

Aclarado esto, también hemos de tener en cuenta que las personas que figuran en listados como este suelen ser presas de una notable desesperación, lo cual les convierte en objetivos perfectos para los estafadores. Esto es así a tenor de que, debido a la inquietud que uno siente cuando debe hacer frente a un pago de urgencia y carece del dinero necesario, es probable que cometa el error de no informarse bien para evitar caer en una estafa, seducidos muchas veces por el atractivo de los créditos rápidos, sin detenerse a comprobar que la entidad que los ofrece sea de confianza.

Así pues, sí, hay prestamistas indignos de confianza que se hacen pasar por legítimos. Como el número de entidades que ofrecen esta clase de créditos es tan elevado, no resulta tan difícil introducirse entre ellas sin que los detecten. Sí, tarde o temprano lo más normal es que se les identifique, pero para entonces pueden haber perjudicado a más de un incauto e incluso haber “huído” con su botín. De manera que, en cualquier caso, debes vigilar muy bien con quién tratas.

Para ello no te precipites, y además de revisar ofertas y condiciones, comprueba la información del prestamista. Asegúrate de comprobar que está regulado y controlado por las autoridades que corresponda y que nunca se ha visto envuelto en actividades ilícitas ni ha tenido relación con entidades que lo hayan hecho.

Otro gran peligro es el cobro de presuntas “comisiones”, tras el cual el prestamista desaparece sin más. Para evitar esto, no confíes en quien te ofrezca retirar tu nombre de las listas de morosos, ni de quien se excuse en la necesidad de cubrir unos gastos de transferencia o gestión. De hecho, no te fíes de tener que pagar nada por adelantado. Se supone que quien necesita con urgencia dinero eres tú, no la entidad que ofrece el crédito.

¿Cuáles son las ventajas de pedir préstamos online?

Ya hemos hablado de algunas de ellas. Está el hecho de que es posible acceder a un tipo determinado de ellos incluso cuando nuestro nombre se encuentra en un listado como el de Asnef. Sobra decir nada más sobre por qué se trata de un punto tan positivo para mucha gente.

También destaca la velocidad. No hay más papeleo que un breve formulario, y el dinero llega en muy poco tiempo. Amén de que uno de los motivos a raíz de los cuales existe tan poca necesidad de rellenar y aportar documentos es el hecho de que existen préstamos online para los que no es necesario ofrecer avales ni vincular nóminas, de tal manera que se agiliza mucho el asunto al tiempo que se facilita el acceso de aquellos cuya situación resulta más delicada.

Las ofertas que se ofrecen, orientadas a paliar el miedo de los nuevos usuarios y darles la oportunidad de probar estas fuentes de efectivo sin correr riesgos, son otro de los grandes atractivos, puesto que en ocasiones llega a tratarse de créditos “de prueba” libres de cualquier coste e interés.