Comercio electrónico
Erik Montalbán

Inditex quiere vender on-line en todo el mundo en 2020

Pablo Isla anuncia que todas las marcas del grupo estarán disponibles en internet, incluso en los mercados en los que el grupo no tiene tiendas físicas

Comprar un vestido de Zara en Mongolia, un bikini de Stradivarius en Camboya o unos vaqueros de Pull & Bear en Tanzania. Esto es lo que quiero lograr Inditex en 2020, poniendo a disposición del mundo entero “todas las marcas” del grupo textil español para su compra a través de internet. Así lo anunció el presidente de la compañía; Pablo Isla, en un encuentro con periodistas en Milán, con motivo de la inauguración de la emblemática tienda de Zara de Corso Vittorio Emanuele.

La apuesta además es doble, pues no está condicionada a que se trate de países en los que el grupo ya esté presente con establecimientos físicos. “Queremos hacer disponible nuestro producto de moda a todos los clientes en cualquier parte del mundo donde se encuentren, incluso en aquellos mercados en los que no hay tienda física”, señaló Isla. Es decir, más de 7.600 millones de clientes potenciales que convierten el salto cuantitativo al que se ha comprometido Inditex en una actuación de enorme calado.

En estos momentos, la empresa fundada por Amancio Ortega cuenta con más de 7.500 tiendas físicas en 96 países (una tercera parte aproximadamente corresponde sólo a Zara) pero su presencia en internet se limita a 49 mercados en todo el planeta, los dos últimos Australia y Nueva Zelanda. Según la ONU, en el mundo hay 193 países, por lo que el órdago de Inditex supone prácticamente multiplicar por cuatro los países en los que vende sus productos on-line en un plazo de apenas dos años. En cualquier caso, Isla no especificó cómo llevará a cabo este ambicioso plan, si bien los detalles podrían empezar a conocerse la próxima semana, cuando el grupo presenta sus resultados financieros del primer semestre del año.

Además, los detalles logísticos que deberían hacer posible que estos envíos lleguen a lugares recónditos serán unos de los principales caballos de batalla de esta apuesta por la internacionalización global de Inditex. Falta por concretar cuales serían los costes del transporte y ver si pueden llegar a ser competitivos, en qué plazos es capaz de llevar a cabo los envíos o la posibilidad de implantar puntos de recogida en países en los que ni siquiera hay presencia física de las tiendas del grupo. En este sentido, ni siquiera el todopoderoso Amazon es capaz de operar en todos los países del mundo. El gigante del comercio de internet ha desistido de operar hasta en siete países, condicionado por sus complicados contextos políticos y sociales o afectados por embargos comerciales. Es el caso de Corea del Norte, Cuba, Irán, Irak, Siria, Sudán del Norte y Sudán del Sur.