Bolsa
Francisco Sánchez-Matamoros

Los máximos en Wall Street espolean al Ibex35

Tanto el DAX alemán como el CAC francés avanzan en entornos del 1%. Mientras tanto, el Ibex35 avanza un 0,65%

El Ibex35 da continuidad al rebote de la semana pasada y cierra la primera sesión de la semana por encima de los 9.600 puntos. Precisamente, los citados niveles estaban marcados en rojo por los inversores como el principal escollo de corto plazo y, al ser superados, los 9600 puntos del índice doméstico pasan de resistencia a soporte para el corto plazo. La falta de referencias macro de peso han dejado paso, como suele suceder, los bancos centrales como principal catalizador. Las palabras de Jerome Powell el pasado viernes en la Jackson Hole, en las que subrayaba la intención de la Reserva Federal de subir tipos, convencieron a los inversores de renta variable. La consecuencia es la situación de subida libre en índices referencia como el SP500 o el Nasdaq. Con estos índices en máximos históricos, la efervescencia del mercado se contagia hacia el resto de bolsas. Europa no ha sido una excepción.

Tanto el DAX alemán como el CAC francés avanzan en entornos del 1%. Mientras tanto, el Ibex35 avanza un 0,65%.

A nivel empresarial destacamos dentro de los parqués nacionales las subidas de DIA. La firma de distribución vuelve a subir un 5% aprovechando los rebotes de la semana pasada. Los rumores acerca de una posible OPA de exclusión sobre el valor, que consiste en la recompra de valores para dejar de cotizar, podría provocar volatilidad en un valor muy castigado a lo largo de 2018. La mayoría de valores del Ibex35 cierran en positivo a excepción de valores defensivos.

De cara a los próximos días esperamos cierta continuidad al rebote, con un Ibex35 que pueda avistar los objetivos alcistas de corto plazo situados en los 9.800 puntos.