Estado Islámico
J.M.Zuloaga

El Estado Islámico amenaza ahora con asesinar al Papa Francisco

Acaba de publicar un cartel en el que se representa a un individuo con un cuchillo en la mano que se dirige al Santo Padre con intención de asesinarle

El Estado Islámico continúa con su campaña de atentados contra las confesiones cristianas y las amenazas al Papa Francisco.

En una de sus páginas web acaba de publicar un cartel en el que se representa a un individuo con un cuchillo en la mano que se dirige al Santo Padre con intención de asesinarle.

En las últimas horas, al menos trece personas han perdido la vida y unas 40 han resultado heridas por una serie de explosiones perpetradas por terroristas suicidas en tres iglesias católicas en la ciudad indonesia de Surabaya, en la isla de Java. El número de víctimas podría aumentar.

Los ataques yihadistas contra las confesiones cristianas son constantes, ya que los islamistas creen estar en una guerra de religión contra los infieles que les permite cometer las mayores atrocidades.

Los terroristas están convencidos de que estamos ante un conflicto de religiones: «Ésta es una guerra justificada divinamente entre la nación musulmana y las naciones de la incredulidad». Y aseguran que Alá ampara la difusión de sus creencias mediante el uso «de la espada», que es una obligación que se encuentra en el Corán, según sus manuales teóricos.

Amenazan con que «la guerra sólo terminará con la bandera negra de Tawhid (monoteísmo islámico) aleteando sobre Constantinopla (Estambul) y Roma, lo que no es difícil para Alá».

«Saben muy bien que nuestra lucha continuará hasta que sean derrotados, se sometan a la regla de su creador o hasta lograr el martirio. Alá ha hecho nuestra la misión de hacer la guerra contra la incredulidad hasta que deje de existir. Él nos ha ordenado matar a todos los paganos dondequiera que estén».

El Papa Francisco, como jefe de la Iglesia católica, se convierte en el objetivo de sus ataques, sobre todo después de la declaración que hizo en su día de respeto «a los verdaderos seguidores» del islam para que no se generalizara un odio contra esta religión. A este respecto, los yihadistas consideran un ataque contra ellos la entrevista que mantuvo Francisco «con el infame Ahmed el Tayeb, líder de la Universidad de Al Azhar, al que se presentó como el representante de los musulmanes suníes en todo el mundo». Creen que es un intento de desvirtuar a su «califa» Bagdadi.