El desafío independentista
Toni Bolaño

Un himno que llama a la violencia

Acusan a Junts per Catalunya y ERC de «engañar» a los catalanes por no imponer el resultado del referéndum.
Su objetivo es «implementar la república» dejando «al pueblo el protagonismo» que ya tuvo el día de la consulta

Joaquim Torra, el presidente catalán, dará el pistoletazo de salida al «otoño caliente» el próximo día 4 en el Palau de la Generalitat. Allí, ante la sociedad civil catalana -independentista, se entiende- dará la conferencia con la que tradicionalmente el máximo responsable del gobierno catalán abre el curso político. Los que conocen las entretelas del discurso afirman que detallará la nueva hoja de ruta del independentismo, su estrategia. La táctica la deja en manos de las entidades soberanistas, sobre todo los CDR, que están preparando ocupaciones de ayuntamientos e instituciones «como mínimo desde el 11-S al 1-O» y están tramitando a todas sus organizaciones la letra del nuevo himno de los independentistas «Todo el pueblo cantará», una versión del musical de «Los Miserables» de Claude Michel Shönberg. «Vamos a por todas», es el hashtag que utilizan los independentistas en las redes sociales para calentar los prolegómenos de la Diada del 11 de septiembre.

Ese día está convocada la gran manifestación en la Diagonal de Barcelona –desde la Plaza de las Glorias hasta el Palacio Real–, que se iniciará a las 17.14 horas. Un cohete marcará el inicio de la «gran ola» por la República exigiendo que se cumpla el mandato del 1 de octubre. Los manifestantes ya pueden comprar el kit para la «mani» al precio de 15 euros. El lote consta de camiseta de color coral como las bridas de las urnas del 1-O y el lema «Fem República, Directes al cim, Hacemos República, directos a la cima» –con el anagrama de la emblemática montaña del Pedraforca– bolsa y abanico.

La exigencia de que se cumpla el mandato del 1 de octubre no es un eslogan baladí. Es la estrategia de Puigdemont y su Crida Nacional, que se constituirá como partido entre el 11 de septiembre y el 1 de octubre, para forzar a Esquerra Republicana a aceptar listas únicas –tanto en unas autonómicas adelantadas como en las municipales del próximo 2019– y, sobre todo, para establecer un mando único en su nuevo Movimiento Nacional. En este objetivo de implementar la República porque «el referéndum del 1-O lo ganó el pueblo catalán», Puigdemont cuenta con la ANC dirigida por Elisenda Paluzie, pero, fundamentalmente, con los CDR. En estos días, las comunicaciones de los CDR arden. En un panfleto acusan a Junts per Catalunya y ERC de engañar a los catalanes por no implementar el resultado del referéndum, no movilizar a la gente, acatar la Constitución para presentarse a las elecciones, obedecer la aplicación del 155, de querer pactar un nuevo referéndum con el Estado fascista español, de no tener ningún plan para hacer real la República y de utilizar a los presos para no luchar por la República. La CUP no sale mejor parada en ese texto. Les acusan de lo mismo que a ERC y JxC, con un añadido «no preparan a la gente para la confrontación que supone romper con el estado». El documento no lleva firma, pero está rubricado con una frase que no deja lugar a dudas «sólo un pueblo organizado sobre principios combativos puede conquistar la República». Torra y Puigdemont llevan semanas postulando sus tesis en este escenario político. «Atacar al Estado» para implementar la República, un objetivo que la Crida Nacional por la República asume sin titubeos para dar carpetazo a las veleidades del pasado cuando el núcleo central del partido era el PDeCAT, ahora enterrado tras la defenestración de Marta Pascal.

Con esta verborrea política, los CDR se preparan para la acción. Según ha podido saber LA RAZÓN, se están preparando ocupaciones de Ayuntamientos e instituciones una vez finalice la manifestación del 11 de septiembre y hasta «al menos» el 1 de octubre. El objetivo «implementar la República», dejando «al pueblo el protagonismo que ya tuvo el día del referéndum». Además de esta acción, los CDR están preparando otro entierro. Si primero fue la senyera que dejó paso a la estelada, ahora le toca el turno al himno de Cataluña, Els Segadors. En estos días se está distribuyendo una letra que versiona el musical de «Los Miserables» que hizo famoso en Nueva York, París y Londres, el actor y cantante francés, Claude Michel Shönberg. La letra de la versión «Todo el pueblo cantará» no deja lugar a dudas. «Todo el pueblo cantará la melodía de los indignados, es Cataluña quién se rebela y lucha por la libertad», reza el estribillo que deja a «el pueblo» el protagonismo» de la consecución de la República. «Lucharás a mi lado, seremos más fuertes si estamos unidos, más allá de la mentira y la violencia, está la paz, sonríe, levántate y lucha por la libertad», dice la canción que se sitúa como una oda a la violencia para lograr la independencia, que reivindica al tiempo la unidad y el mando único al que aspira Puigdemont «si unimos nuestras fuerzas el enemigo no pasará, el juego sucio y sus abusos nunca nos harán callar, codo con codo romperemos las cadenas de la represión». Este nuevo himno tiene todos los ingredientes épicos de los que hace gala el relato independentista «que los pálpitos de nuestros corazones resuenen fuertes como mil tambores y que un nuevo día comience cuando salga el sol», todo un aforismo para recibir a la República. La idea de los CDR es que la manifestación del 11-S haga suyo este cántico –por eso distribuyen la letra– para convertirlo en el nuevo grito del independentismo en este «otoño caliente» que llega.

La letra de «Todo el pueblo cantará»

Todo el pueblo cantará / la melodía de los indignados, / es Cataluña quien se rebela / y lucha por la libertad.

Que los latidos de nuestros corazones / resuenen fuertes como mil tambores

y que un nuevo día comience ahora / cuando salga el sol.

Lucharás a mi lado / Seremos más fuertes si estamos unidos;

más allá de la mentira / y la violencia está la paz; / sonríe, levántate / y lucha por la libertad!

Todo el pueblo cantará / la melodía de los indignados, / es Cataluña quien se rebela / y lucha por la libertad.

Si unimos nuestras fuerzas / el enemigo no pasará; / el juego sucio y sus abusos / no nos podrán nunca acallar; / codo a codo rompemos / las cadenas de la represión.

Todo el pueblo cantará / la melodía de los indignados, / es Cataluña quien se rebela / y lucha por la libertad.