Sexo
larazon.es

El orgasmo, el arma más eficaz para disfrutar de un excelente suelo pélvico

Día Mundial del Orgasmo

Prepararse para el embarazo, recuperarse tras el parto, prevenir y superar la incontinencia urinaria... Estas son algunas de las ventajas de practicar ejercicios de Kegel, pero también tienen una función muy importante en las relaciones sexuales.

Con motivo del Día Mundial del Orgasmo Femenino, celebrado el 8 de agosto,Intimina, compañía que ofrece la primera y única gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, habla de la importancia de estos ejercicios y los beneficios de los mejores orgasmos.

Un gran descubrimiento para las relaciones sexuales

Los ejercicios de Kegel, desarrollados en 1940 por el ginecólogo Arnold Kegel, consisten en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos para fortalecer y tonificar la musculatura pélvica.

El conocido doctor solía recomendar a sus pacientes ejercitar su suelo pélvico durante la recuperación del posparto para prevenir problemas de salud futuros. Durante el seguimiento a sus pacientes, descubrió un beneficioso efecto secundario del tratamiento: las mujeres que hacían estos ejercicios con regularidad alcanzaban el orgasmo con más facilidad, frecuencia e intensidad.

Cuando se produce el momento del clímax se producen espasmos musculares, sobre todo, en la pelvis. Esto se debe a que las paredes del útero, vagina, ano y suelo pélvico se ponen en contacto generando placer en el abdomen y resto del cuerpo.

Fortalecer la musculatura con los ejercicios de Kegel, permite alcanzar mejores orgasmos. ¿Cómo? Los músculos que se fortalecen al hacer los ejercicios de Kegel son los pubococcígeos (PC). Mantenerlos tonificados hace que las sensaciones durante las relaciones íntimas sean mayores, pudiendo alcanzar el orgasmo con más facilidad.

Practicar ejercicios de Kegel de una manera sencilla

Los ejercicios de Kegel pueden parecer, a simple vista, sencillos. Sin embargo, son algo más que apretar o relajar la musculatura. Para conseguir todos los beneficios y notar a corto plazo una mejoría en la zona, es recomendable ayudarse de unos ejercitadores.

Por ejemplo, existen pequeños pesos vaginales, en forma de esfera, que son una gran solución. Estos pesos mejoran el rendimiento al dar a los músculos un objeto sólido que sostener ya que es posible sentir el peso moverse y elevarse y saber que se está realizando la técnica correctamente. Es el caso de la Rutina de Kegel Lasalle de Intimina. Este kit cuenta con tres ejercitadores de distintos pesos (28gr, 38gr y 48gr), fabricados en silicona de grado médico, que proporcionan la cantidad justa de resistencia para mejorar la fuerza del suelo pélvico.

Para todas aquellas que quieran ejercitar a fondo, existen entrenadores inteligentes de Kegel que usan la biorretroalimentación para registrar la fuerza del suelo pélvico cada vez que se realiza el ejercicio, seleccionando automáticamente una rutina apropiada basada en la fuerza resistencia y rendimiento. Es el caso del KegelSmart de Intimina, un dispositivo innovador e inteligente, fabricado en silicona de grado médico, que reconoce la fuerza de la musculatura. Tras un reconocimiento, seleccionará el nivel de ejercicio que se adapte a las necesidades de la mujer, indicando la rutina a realizar con suaves vibraciones.

Mejores orgasmos, mayores beneficios

Sin importar la manera en que se alcancen, ya sea individual o en pareja, tener orgasmos frecuentes tiene numerosas ventajas para la salud a largo plazo.

1. Felicidad. La oxitocina es la hormona responsable de aumentar los niveles de felicidad. Innumerables estudios demuestran que el cuerpo femenino produce más oxitocina durante los momentos de excitación u orgasmos.

2. Menos estrés. La investigadora estadounidense Sue Carter estudió en profundidad sobre la relación entre la oxitocina y la relajación. Y es que los efectos de esta hormona son más evidentes en condiciones de estrés.

3. Quema calorías. Mantener relaciones sexuales también es una forma de ejercitar el cuerpo. Durante el sexo, se pueden quemar entre 100 y 200 calorías en una hora. Al igual que otra actividad física, el esfuerzo producirá cansancio y ayudará a dormir mejor durante la noche. Además, la oxitocina que se libera durante el orgasmo puede ser de gran ayuda para descansar mejor.

4. El sistema inmunitario se refuerza. El sexo puede ayudar a combatir enfermedades. Existen pruebas de que los orgasmos pueden generar un mayor nivel de inmunoglobulina A (IgA), un anticuerpo que combate los virus, toxinas y bacterias.

5. Cumplen con una función analgésica. Al experimentar estimulación sexual, los niveles de oxitocina del cuerpo aumentan, haciendo que la glándula pituitaria bombee endorfinas que amortiguan cualquier dolor que puedas sentir por los cólicos. Mantener relaciones sexuales durante la menstruación puede aliviar en gran medida las molestias.

6. Ayuda a dormir. Los efectos ansiolíticos de las endorfinas y de la oxitocina que se segregan facilitan conciliar el sueño. A su vez, dormir bien fortalece el sistema inmunitario.

7. La actividad sexual disminuye el riesgo de enfermedades crónicas del corazón y ataques cardíacos gracias a que se reduce la presión sanguínea.

8. Ayuda a la salud emocional. Los orgasmos pueden aumentar la confianza e inteligencia emocional.

9. Mejora la piel. Durante el orgasmo aumenta la circulación sanguínea y se bombea oxígeno hacia la piel, lo que hace que gane brillo y se eliminen toxinas.

10. Es posible rejuvenecer hasta 10 años. Cuantas más relaciones sexuales se tengan y más intensos sean los orgasmos, mayor probabilidad de vivir más años.