Salud
larazon.es

Siete razones por las que experimentas dolor en el sexo

Tener dolor en las relaciones sexuales no es normal. Si te pasa deberás consultar a tu médico.

Definitivamente ¡no! Tener dolor durante las relaciones sexuales no es un asunto normal en ninguna circunstancia. Puede ser leve cuando se trata de la primera vez, pero si en los siguientes encuentros el dolor es repetitivo y se vuelve insostenible, es necesario hacer un paro para identificar qué es lo que está ocurriendo. El equipo de WOOMFERTILITY nos aporta las claves para que seamos conscientes de qué debemos hacer.

“Si un dolor persiste es necesario consultar al médico, mucho más cuando ocurre en mujeres jóvenes que siempre han tenido dolor y creen que las relaciones siempre son dolorosas”, advierte Juan Fernando Uribe Arcila, urólogo-sexólogo. La dispareunia, como se conoce médicamente esta condición, es más frecuente en mujeres que en hombres. Lo que ocurre, en algunas ocasiones, es que ellas temen consultar o le restan importancia a la situación. “Muchas mujeres se callan por mucho tiempo este dolor y no lo solucionan rápido, el problema es que con el tiempo se vuelve crónico y es difícil manejarlo”, explica Laura Cristina Montoya Hurtado, ginecóloga obstetra.

Siete razones por las cuales podrías experimentar dolor cuando tienes relaciones sexuales.

1.- Infecciones: por lo general, se sospecha de ellas cuando hay flujo, malestar, rasquiña, ardor o mal olor. En el caso de las infecciones de transmisión sexual, la ginecóloga señala que, por ejemplo, la clamidia y la gonorrea, en la mujer no producen muchos síntomas, “la bacteria inflama los tejidos internos del útero y las trompas provocando dolores pélvicos durante la relación sexual”.

2.- Alteraciones anatómicas: esta causa se refiere a problemas en los tejidos vaginales que, en algunos casos, suelen ser de nacimiento.

3.- Vaginismo: de esta enfermedad aún no se tienen claras las causas y se define como un dolor en la vagina que se incrementa durante la penetración.

4.- Disminución en la producción de estrógenos: esta hormona femenina cuando llega la menopausia disminuye sus niveles en el organismo y provoca resequedad, lo que se traduce en mala lubricación y hace que la relación sexual sea dolorosa.

5.- Endometriosis: en esta enfermedad el tejido que, normalmente, se ubica dentro del útero crece fuera de él, lo que provoca, entre otros síntomas: dolor en el abdomen, la espalda baja o la pelvis. Ese dolor también se manifiesta durante las relaciones sexuales y, de acuerdo con la ginecóloga, por su sintomatología es una enfermedad complicada y de difícil manejo.

6.- Trauma: como consecuencia de embarazos complicados o por abusos en la niñez, muchas mujeres pueden experimentar dolores crónicos.

7.- Estrés psicoemocional: esta causa de dispareunia no está relacionada con asuntos físicos. Señalan los expertos que si no hay entendimiento se pierde el deseo sexual y, en consecuencia, hay una mala lubricación provocando dolor y haciendo del encuentro sexual una experiencia poco placentera.

Para conocer más entra aquí: http://bit.ly/2JU0O9k