Estado Islámico
Ethel Bonet

El «cachorro» de Al Baghdadi muere en un ataque suicida en Siria

Según el propio grupo yihadista, el hijo del Abu Bakr al-Baghdadi perdió la vida durante una operación

El Estado Islámico tiene un nuevo mártir, el vástago del desaparecido líder yihadista, Abu Baker Al Baghdadi. Apenas era un adolescente pero había sido entrenado como cachorro del EI. Vestido con Pakol afgano y Shelwar kamis, y empuñando una AK-47, el joven Huzaifah al Badri ha cumplido con su sagrada misión suicida y ahora partirá en la caravana de los shahid (mártir) hacia el Paraíso.

Huzaifah era el único hijo varón de Al Baghdadi que le dio su segunda esposa, Israa Rayab Mahal al Qaisi. Con su primera mujer, Asma Fauzi Mohamed al Duleimi, tuvo cuatro niñas.

Al Badri, que toma el verdadero apellido del autoproclamado califa Al Baghdadi (Ibrahim Awad Ali Al Badri), murió combatiendo a las tropas sirias en la provincia de Homs, según confirmó este martes el EI.

"Huzaifah al Badri (Dios guarde su alma) el hijo del Califa (...) murió en un ataque contra los Nussayriyyah y los rusos en una central eléctrica en la provincia de Homs", anunció el grupo yihadista en un comunicado publicado en las cadenas Telegram utilizadas por su órgano de propaganda Amaq .

El término Nussayriyyah es utilizado por el EI para denominar a la comunidad alauita de donde es originario el presidente sirio.

En la declaración fechada este mes, el sitio Amaq describió a Al Badri como un combatiente de élite, conocido como “inghimasi” (yihadistas que portan durante el combate un cinturón de explosivos), que murió mientras combatía a las tropas sirias y rusas en una central eléctrica en la provincia central de Homs

Aunque prácticamente está extinguido, el temido grupo yihadista, que en 2014 estableció un Estado a caballo entre Siria e Irak, todavía quedan pequeños reductos en ambos países. En Deir Ezzor, las tropas sirias declararon hace apenas unos días haberla liberado completamente y en la provincia central de Homs, en el vasto desierto que rodea a Palmira aún quedan algunas bases del EI.

Las últimas operaciones contra el grupo yihadista en áreas desérticas de Homs datan de hace unas semanas, por lo que podría haber coincidido con la muerte del hijo del líder de EI.

El destino de Al Baghdadi sigue envuelto por un manto de misterio. En varias ocasiones se le ha dado por muerto o herido de gravedad pero todavía los servicios secretos occidentales creen que está con vida, oculto en paradero desconocido. De hecho, sigue siendo el terrorista más buscado por Estados Unidos que ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por su captura.

Algunas agencias de inteligencia Algunos servicios de inteligencia le sitúan refugiado en una “zona oscura” de Libia, sumido en el caos y la guerra civil desde fuerzas rebeldes derrocaron a Muamar al Gadafi en 2011.

Tampoco se sabe mucho sobre su familia. Se cree q una de sus esposas y una hija fueron detenidas en el Líbano en 2014 y para su puesta en libertad se negoció un canje de prisioneros con unas monjas del monasterio de Malula (Siria).