Parlamento Europeo
Miguel Ángel Benedito

Un guiño muy claro

El Parlamento Europeo aprobó ayer una reforma para establecer un umbral mínimo para obtener representación en las elecciones europeas. ¿Es una Cámara complicada? ¿Era necesaria una reforma?

La reforma puede ser necesaria para evitar obviamente la entrada de grupos euroescépticos y de extrema derecha. Sobre todo los eurófobos. Quizá por eso hay países, especialmente Alemania, que, para evitar que entren partidos de extrema derecha como Alternativa para Alemania (AfD), quieren elevar el umbral al 5%. Un intento para tratar de evitar la entrada de más eurodiputados contrarios al proyecto europeo.

Algunos eurodiputados euroescépticos encuentran grupos y otros, sin embargo, no logran formarlo, quedándose en tierra de nadie...

Sí, en función del número de diputados se puede formar grupo parlamentario o no. Hay grupos como el de los liberales, en los que se engloban partidos liberales como Ciudadanos, pero también están ahí el PNV y el PDeCat. Parece que Ciudadanos quiere salir de ahí y formar grupo parlamentario con Macron y con el Partido Democrático italiano (PD). Muchos euroescépticos sí que logran formar grupo. Vimos a Marine Le Pen (Frente Nacional) entrar en el grupo de la Libertad y la Democracia Directa junto a Nigel Farage (UKIP). A través de estos grupos parlamentarios pueden hacer propuestas y así poder hacer más ruido en la Eurocámara. A veces también lo logran los independentistas o nacionalistas catalanes.

En este sentido, el hecho de que España no quiera que se eleve el umbral y que el mínimo sea del 2%, ¿se puede analizar como un guiño del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez a los nacionalistas?

Sí, claramente. Si el nuevo Gobierno de Sánchez, si España apuesta por ese 2%, hace un guiño claro para que los partidos nacionalistas puedan lograr entrar en el Hemiciclo con ese umbral mucho más bajo. Si se elevara el listón electoral, al ser una circunscripción única, en las elecciones europeas sería mucho más difícil que lograran escaños.

Pero no solamente los nacionalistas –que serían los más afectados–, también los partidos más pequeños se verían perjudicados.

¿Por qué esta medida sería para 2024?

Eso es, no entraría en vigor en las próximas elecciones, sino para las de 2024. Creo que hay temor a la entrada de más euroescépticos y populistas y de ahí que haya países que aboguen por elevar el umbral electoral para así intentar frenar a estos partidos. Es diferente el caso de España, yo creo que es un guiño de este nuevo Gobierno a los partidos nacionalistas para tranquilizarles, para anunciarles que «esto se queda como está, no os preocupéis, vais a poder seguir optando a entrar en el Parlamento Europeo». Si se elevara el umbral electoral, tendrían más dificultades para entrar porque necesitarían mayor cantidad de votos.