Lifestyle
María Benito

Día Mundial de la Tapa, seña de identidad de España

LA RAZÓN TV se desplaza a uno de los sitios más emblemáticos de la capital en esta pequeña comida tan típica, el barrio de La Latina.

A parte de la siesta, los toros y el flamenco, ¿existe algo más "made in Spain" que la tapa? España celebra hoy, 15 de junio, el Día Mundial de la Tapa, una de las señas de identidad de la cultura y gastronomía española. 32 países de todo el mundo celebran hoy el tapeo, pero si algo tiene España que atraiga a los turistas es esta tradición.

Las tapas son las reinas de la gastronomía española. Conscientes de este potencial, la Asociación Saborea España, con el apoyo del Ministerio de Turismo a través de Turespaña, organiza desde 2010 el Día Mundial de la Tapa, una jornada que nació en plena crisis económica para impulsar el consumo en hostelería, que empezaba a resentirse. Comenzó celebrándose en octubre, pero que desde 2016 tiene el 15 de junio como fecha oficial. En este día, bares y restaurantes de toda la geografía española organizan rutas y concursos de tapas que invitan a descubrir nuevos sabores. Desde los más clásicos como la tapa de jamón o tortilla de patata hasta pasar a las tapas gourmete. Descubre todos los eventos de cada comunidad autónoma de España en su web diamundialdelatapa.es y súmate a este día tan nacional.

La Real Academia de la Lengua Española la define como una “pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”. Podemos comerlas con la mano o con palillos, el significado es el mismo pero el nombre ha variado con los años por lo que es difícil determinar su origen.

Muchas teorías se lo atribuyen a Alfonso X El Sabio que por prescripción médica tenía que tomar una o dos copas de vino diarias y que para evitar los efectos de alcohol lo acompaña de alguna comida. Otros sin embargo, se lo asignan al rey Alfonso XIII que paró en un restaurante andaluz a tomar una copa de vino. En ese momento una ventisca comenzó y el camarero tapo la copa del monarca con una loncha de jamón para evitar que polvo e insectos se introdujesen en su bebida. La idea debió gustar a su excelencia porque pidió otra copa de vino, pero esta vez con "tapa".