Lifestyle
Andrea Marco

Asia Argento, una defensa dudosa

El abogado de la actriz sostiene que fue Jimmy Bennett, entonces menor, quien la atacó sexualmente y la chantajeó

Digno de un guión de película, la actriz italiana Asia Argento quiere saltar del infierno al cielo en el papel del cazador cazado. Ensalzada por su gran discurso, abanderando el #MeToo, en la entrega del premio del Festival de Cannes a la mejor actriz 2018, después de denunciar que fue violada por Harvey Weinstein cuando tenía 21 años, caía en desgracia el pasado mes cuando «The New York Times» publicó que Jimmy Bennnett la había acusado de haber abusado sexualmente de él cuando tenía 17 años. El supuesto hecho habría ocurrido en la habitación de un hotel de California en 2013 y, según el mismo diario, Argento lo silenció con el pago de 325.000 euros.

Se le acabó el chollo

Lapidaria resultó la fotografía difundida de la pareja en la cama, pese a que ella negó la relación. Ahora, sin embargo, la historia ha dado un giro, merced a la entrada en escena del abogado de la intérprete, dispuesta a defenderse con algo más que un desmentido. La conclusión a la que se llega tras la intervención del letrado Mark Jay Heller es que a Bennett se le acabó el chollo. Y es más, indica que no es el acosado sino un estafador y que ella no es la acosadora sino la extorsionada. A saber. Heller denuncia que fue Bennett quien asaltó sexualmente a la actriz y que tiene suerte de que no hubiera presentado cargos contra él por abusos. El abogado ha mostrado a «TMZ» mensajes que lo probarían. «El chaval, muy excitado, saltó sobre mí. Tuve sexo con él. Fue muy raro», estaría escrito en uno de ellos. Heller cuenta que Argento se quedó «congelada» cuando se puso encima de ella.

Cinco años después de aquel único encuentro, Heller asegura que Bennett empezó a extorsionar a Argento cuando supo que ésta salía con el afamado chef Anthony Bourdain, que, como se recordará, se suicidó el pasado junio, y fue el cocinero, entonces estrella de la televisión, el que pagó 325.000 euros al actor para quitarse el problema de encima y no porque Argento hubiera hecho nada malo. «Asia no quiso denunciarlo porque entendía que el desgraciado pasado del joven, el estancamiento de su carrera y la denuncia contra sus padres por haberse apropiado de un millón y medio de sus ganancias explicarían la desesperación por conseguir dinero a través de esta acusación falsa», ha declarado Heller. Continuará...